Pizza
General

Conoce las ventajas de los hornos de cinta o túnel

Aunque se considera que la verdadera pizza italiana debería cocerse en un horno tradicional de leña y bóveda, la realidad es que, para la agitada vida moderna, donde el público exige rapidez, es preciso mejorar las técnicas tradicionales y aprovechar la tecnología para ser más eficientes. Y justo eso es algo que se puede lograr con el uso de los hornos de cinta o túnel Dosilet.

Gracias al auge de las ‘Dark Kitchen’, las cocinas tienen cada vez mayor necesidad de optimización, lo que ha permitido que el uso de un Horno de Cinta o Túnel para Pizza se convierta en una tendencia, dando respuesta a las nuevas necesidades del sector de la restauración y simplificando el proceso de preparar alimentos que deben enviarse en periodos de tiempo bastante cortos.

¿Qué es un horno de cinta o túnel?

Un horno de cinta es un Horno Pizzero Profesional que se utiliza en restaurantes, establecimientos de comida rápida y servicio a domicilio. Estos funcionan con un sistema de cocción por radiación, que cocina la pizza de manera directa y uniforme en tiempo record. Su objetivo principal es acelerar los tiempos de cocción sin que el cocinero tenga que preocuparse por los detalles.

¿Cuáles son las ventajas y beneficios de utilizar un horno de cinta?

Los Hornos Dark Kitchen se han convertido en un elemento esencial dentro de la cocina industrial moderna debido a la posibilidad de acelerar el proceso productivo a niveles nunca antes alcanzados. Entre las ventajas de utilizar un horno de cinta de la marca Dosilet, encontramos lo siguiente:

Cocinar 360 pizzas en una hora

Aunque suena a una promesa irreal, la realidad es que resulta completamente posible. Las pizzas se cocinan de forma uniforme y sin necesidad de ser manipuladas en cuestión de 5 minutos, lo cual se debe a la tecnología incorporada. Además, deja de ser necesario acondicionar espacios específicos para instalar el horno, puesto que solo requiere una fuente de electricidad para funcionar.

Mantiene la calidad del producto

Todo el proceso de cocción se acelera sin desmejorar elementos clave como el aroma sabor o aspecto del producto entregado a manos del cliente. Esto significa que el tiempo de preparación y el trabajo involucrado disminuyen pero no así la calidad de la pizza, lo cual será agradecido por los dueños del restaurante y sus clientes.

Facilidad de instalación y mantenimiento

Los hornos de cinta tienen protocolos de instalación bastante sencillos. Del mismo modo, resultan más sencillos y seguros de manipular que los hornos tradicionales de bóveda, ya que no se requiere de personal cualificado, salidas de humo y cenizas, solo tendrás que enchufar el horno a una fuente de alimentación eléctrica y estará listo para funcionar.

Productividad constante

Para restaurantes que tienen un flujo de pedidos constante, trabajar con esta clase horno resulta en un incremento muy importante de la eficiencia. Se tiene la oportunidad de mantener la producción a un ritmo constante y homogéneo, algo necesario para ocasiones donde la demanda se incrementa, tal como las horas punta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.