Tratamientos para el cabello
General

Tratamientos para el cabello que son tendencia

Las mechas y los alisados se han popularizado en los últimos años, esto es gracias al estilo que pueden darle al cabello de las personas, aportando nueva vida a los mismos. Sin embargo, hay unos estilos que están más de moda que otros, gracias a que mejoran bastante el look de cualquier persona.

¿Balayage o californianas?

En la actualidad, la posibilidad de realizar cambios de look mediante tratamientos para el cabello, como pueden ser las mechas, es algo muy demandado por una gran cantidad de personas. En este sentido, es posible elegir entre diferentes formas de aplicar estos cambios, como pueden ser las mechas Balayage o las mechas californianas, muy solicitadas para realizar el cambio de color en el cabello.

En el caso de las mechas Balayage, son más sutiles y elegantes, además de que se pueden combinar con distintos tonos, en alturas diferentes, o bien, en lo extenso de la melena. Incluso, alguno de los tratamientos más populares combinan tonos “cream soda” con dorado, entre otros, dándole un estilo dinámico en los cabellos rubios o castaños.

Este tipo de mechas son menos agresivas con la melena, dado que no necesitan estar expuestas al calor, por lo tanto, tienen mayor sostenibilidad. No obstante, también tienen una desventaja y es que resultan más complicadas de aplicar.

Esto se debe a que se aplican a mano alzada usando un pincel, por lo que se debe tener pulso y teñir el cabello de manera aleatoria con cuidado, es recomendable que se hagan por un profesional para conseguir los resultados esperados. La dificultad disminuye si solo buscas un teñido sutil, con solo algunos mechones tratados, para darle luz a tu cabello.

Tendencias en cabello

Ahora bien, las mechas californianas, las cuales inspiraron a las Balayage, cuentan con una técnica de aplicación distinta. Primero, éstas suelen estar más marcadas que las anteriores, por lo que resultan ideales para el verano.

¿Cómo aplicarlas en casa?

  1. Primero desenreda y peina tu cabello. Haz la mezcla del tinte en un bol para que puedas empapar bien el pincel. Después aplica el tinte, pintando el mechón sin que tengas que colocar tinte al resto del cabello, ya que de hacerlo quedará machado.
  2. Puedes hacer uso también de un gorro que te permita apartar los mechones para una aplicación más cómoda.
  3. Aplica desde el tono más oscuro al más claro, desde arriba hasta abajo, a menos que quieras que tu cabello tenga los tonos combinados.
  4. Déjalo reposar durante unos 20 a 45 minutos, dependiendo de lo que indiquen las instrucciones. Recuerda que los cabellos rubios necesitan menos tiempo que los más oscuros, ya que el tinte necesita más tiempo cuando está lejos del color base.
  5. Para aclarar el cabello deberás lavarlo con mucha agua templada, y ya por último, lávalo normal y usa una mascarilla hidratante para comenzar a arreglar el daño que pueda haber causado el tinte.   

Un alisado muy popular

El alisado de keratina es uno de los más populares. Éste se logra aplicando la proteína en toda la melena, desde las raíces hasta las puntas. Una vez hecho esto, es sellado con una plancha profesional y se plancha hasta que esté liso completamente.

La popularidad del alisado de keratina se debe a sus diversas ventajas. Primero, sirve para nutrir y reestructurar tu cabello, ya que la proteína aporta beneficios a las fibras capilares, y por otra parte, la aplicación del alisado ayuda a sanear tu cabello, dándole protección ante el daño que pueda sufrir de secadores o planchas.

Además, otra ventaja es la duración del mismo, por lo que puedes conservar el alisado, de acuerdo a lo rebelde que sea tu cabello, entre 3 a 6 meses. De igual manera, sirve para melenas onduladas o rizadas.

En el primer caso, el cabello ondulado quedará completamente liso, y para la melena rizada, el resultado no será tan pronunciado, pero dejará un buen aspecto. También le dará al cabello, luz y brillo.

No obstante, también se pueden mencionar algunas desventajas. No es ideal para pelos dañados, ya que puede perjudicarlo más. Por otra parte, el precio de éste suele ser bastante alto, sin importar a la peluquería o establecimiento al que vayas.

Si la persona que se va a realizar este alisado tiene el cabello rizado y se lo plancha, no podrá volver a tener el mismo rizo, por lo que habrá que pensárselo muy bien antes de hacerlo. 

Asimismo, después del tratamiento, no puedes lavarte el pelo durante tres días, por lo que no es ideal para personas a las que se les engrasa fácilmente el cabello.

Los tratamientos de mechas, así como el alisado, se han vuelto populares por los diversos beneficios que ofrecen al cabello, desde mantenerlo saludable, hasta darle luminosidad, brillo y mucho estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.