El Mito de Teseo y el Minotauro
Mitología

El mito de Teseo y el Minotauro

La antigua Grecia tiene una larga e interesante historia, compuesta por mitos y leyendas, una de ellas es la de Teseo y el Minotauro. Una historia cargada de triunfos, muerte, abandono, pérdida y valor.

El rey Minos

Creta contaba con la autoridad implacable del Rey Minos, hombre de mando y mano dura. Este tenía varios hijos, entre ellos Ariadna, Fedra, Glauco. Catreo y su hijo favorito Androgeo. Este último, interesado en ser el orgullo de su padre, decidió ir a Atenas, con el permiso del Rey, para competir contra los mejores atletas griegos en los juegos realizados en honor de Palas Atenea.

Como era su cometido, Androgeo logró vencer a todos los atletas que se presentaron. Sin embargo, en lugar de recibir el honor y la gloria esperada, encontró su muerte.

Teseo y el Minotauro Mitologia

El Rey Minos dolorido y sediento de venganza por la muerte de su hijo, decide embarcarse hasta Atenas y conquistar el lugar. Tomando la ciudad con un furioso ejército, impuso sobre ella una pena terrible. Cada año, durante nueve años, Atenas debía enviarle 14 jóvenes, 7 chicas y 7 chicos en las mejores condiciones físicas y de salud para que sirvieran de comida al monstruo del laberinto.

El Minotauro

Siendo una criatura peligrosa, el minotauro (mitad hombre, mitad toro), permanecía alejado de todo el mundo, encerrado en un laberinto intrincado cerca de Cnosos, capital de Creta, donde se hacía totalmente imposible poder salir. Se encargaba de devorar a todas aquellas personas que estuvieran dentro del laberinto, ya que con su fuerza era un ser casi imposible de asesinar.

La misión de Teseo

Tres años después de la condena impuesta por el Rey Minos, Teseo, hijo del Rey Egeo de Atenas, convenció a su padre para que lo dejará ir de tributo ante el minotauro. De esta forma, Teseo deseaba poder ayudar a su pueblo, acabando con el minotauro y devolviéndole la paz y la tranquilidad a aquel lugar que era su hogar. Dicho todo entre padre e hijo, Teseo desembarcó junto a los demás tributos hacia Creta para completar su misión.

Ariadna y Teseo

Como era costumbre, era el Rey en persona quien examinaba atentamente a los tributos para constatar que eran aptos para ser sacrificios humanos, por lo que al encontrarse en la corte, Teseo conoció a Ariadna y quedó perdido de amor por ella.

Ariadna y Teseo

Ariadna sintió lo mismo por el joven príncipe, por lo que se dispuso a ayudarlo en la tarea que iba a realizar. Le hizo entrega de un puñal mágico y un ovillo de hilo dorado, para evitar que se perdiera dentro del laberinto.

Lucha de Teseo con el minotauro

Dentro del laberinto, Teseo luchó con el minotauro y utilizando el puñal que le entregó su amada logró vencerlo . Rescato a los demás atenienses en el lugar y salió victorioso.

De vuelta a casa

Teseo volvió a casa siendo un héroe, pues había librado a su pueblo de tan devastador castigo y, al convertirse en Rey logró unir a los pueblos para formar un solo estado ateniense.

También te puede interesar nuestro artículo sobre el mito de Isis y Osiris.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.