Servidores DNS que son y como funcionan
Tecnología

¿Qué son los servidores DNS y cómo funcionan?

En el entorno digital, es común asociar siglas a procesos o funciones que se llevan a cabo a fin de acceder a las páginas web. DNS, son una de estas siglas que aún parecen extrañas para muchos. ¿Qué significan?

Internet es un invento que desde su creación ha conectado a las personas, proporcionando gran cantidad de información en cuestión de segundos. Algo muy importante para dominar este medio es comprender cómo funciona, lo que implica estudiar algunos términos.

Uno de los conceptos fundamentales que debes conocer sobre la web es el de DNS, una palabra que quizá algunos han oído pero no sepan muy bien lo que significa.

¿Qué son los servidores DNS?

Antes de hablar en concreto sobre las DNS, primero hay que saber que todos los dominios web tienen asignada una dirección IP (serie de números que identifican la página web). Estos números son únicos e irrepetibles. Por lo tanto, es casi imposible que puedas recordarlos al momento de ingresar a las diferentes páginas web.

Los servidores DNS sirven para asociar los nombres de dominios con las direcciones IP. Sus siglas en inglés significan Domain Name System, en español «sistema de nombres de dominio» y consisten en un sistema conformado por una base de datos que traduce dichas direcciones en nombres que podemos recordar fácilmente.

También realiza este proceso a la inversa para que nuestro ordenador acceda al contenido de una determinada web a través de su IP.

Este sistema se compone por 3 partes principales

  • Cliente DNS: se aloja en nuestro ordenador y se encarga de pedir resolución de nombres al servidor DNS
  • Servidor DNS: recibe estas peticiones y las resuelve, para que podemos entrar al sitio web sin complicaciones.
  • Zonas de autoridad: es un servidor o grupo de servidores que resuelven peticiones de dominios determinados. Por esta razón en la web existen diferentes tipos de dominio como por ejemplo, .com, .org, .net, …

Ahora bien, después de conocer un poco a cerca de las DNS es necesario hablar sobre su funcionamiento. A fin de cuentas, si se quiere usar algo adecuadamente, hay que saber cómo funciona.

Funcionamiento de las DNS

Las DNS funcionan a través una estructura ordenada jerárquicamente (estructura de árbol, o arborescente) en la que se realiza una petición de resolución a los servidores DNS. Luego las zonas de autoridad correspondientes intervienen resolviendo dicha petición o enviándola a otro servidor que realice el proceso y finalmente se asocie el dominio con una dirección IP.

¿Por qué se dice que funciona jerárquicamente o en estructura de árbol? Un servidor DNS permite tomar el nombre de un dispositivo y convertirlo a su dirección IP. Pero las DNS no tienen una base de datos con todas la IP que existen. Más bien, cada uno conoce las IP correspondientes a su propio dominio.

Así, el servidor más inmediato intenta resolver la solicitud de búsqueda de IP, si no puede, pasará al siguiente nivel, y así sucesivamente se harán las consultas necesarias hasta que se resuelva la petición.

Para entender poco mejor este proceso, es válido explicarlo paso a paso.

  1. Se ingresa el nombre de un dominio web en el navegador.
  2. El sistema operativo confirma que la dirección no se encuentra en la memoria caché y realiza la petición al servidor DNS.
  3. Si el servidor DNS que el usuario tiene configurado tampoco conoce el dominio web, manda la petición a una zona de autoridad para realizar una DNS lookup o búsqueda DNS.
  4. El servidor encargado de esta zona revisa en su base de datos y da respuesta al servidor DNS con la dirección de la máquina que aloja el sitio web al que se quiere acceder.
  5. Las DNS del usuario realiza nueva petición, pero esta vez, al servidor que aloja el sitio web. Este servidor hace una búsqueda para constatar que el sitio web se encuentra en él y responde con la dirección IP correspondiente
  6. Finalmente, comienza el intercambio o flujo de información que permite acceder al contenido del dominio.

Puede parecer un proceso largo y tedioso, pero en realidad no lo es. Está hecho por máquinas diseñadas para tal propósito y muchas veces, las direcciones se encuentran guardadas en la memoria caché de los dispositivos, por lo tanto la petición ya no debe realizarse nuevamente.

Errores en las peticiones DNS

En ocasiones, el proceso de DNS lookup no se realiza correctamente y el usuario no puede acceder a la página web solicitada desde su dispositivo. Muchos son los factores causantes de este problema, pero entre los principales se encuentran: mala conexión a internet y problemas relacionados con la configuración del servidor DNS instalado en el ordenador o dispositivo de acceso.

Las DNS lookup son parte indispensable para el buen funcionamiento de internet, pues sin ellas, el acceder a las diferentes páginas web sería algo imposible o por lo menos muy difícil de concretar, ya que, la memorización de secuencias numéricas casi ilimitadas es algo impensable para los seres humanos en su rutina diaria.

El primer indicio de que algo anda mal con el funcionamiento de un servidor DNS es que no hay conexión con el sitio de destino, es como si no hubiese conexión a internet, pero en unas páginas sí y otras no.

Registrar un servidor DNS

Muchos, por cuestiones de marketing, deciden registrar su propio servidor DNS. De hecho, se considera una medida estética muy deseable, simple de ejecutar y económica. Pero también tiene otras utilidades.

Cuando un usuario registra un servidor DNS para sus dominios, este será el que conteste todas las consultas y peticiones provenientes de su sitio web. De este modo, al individualizar esta función, se pueden hacer hacer cambios y configurar de manera avanzada dichas respuestas. Y aunque tienen sus ventajas, para registrar un servidor DNS no se necesitan mayores recursos. Es suficiente con tener una DNS y un dominio.

Al conocer más sobre las DNS se comprende cómo facilitan la navegación en la web, pues su sistema automatiza todas las búsquedas en la amplia red de contenidos de la web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.