SEO Y SEM
General

SEO Y SEM: dos estrategias parecidas, pero diferentes

El posicionamiento en buscadores se ha convertido en uno de los recursos más poderosos para un proyecto de negocio. Saber qué tipo de estrategias existen es fundamental para tener éxito.

Cuando se habla de estrategias de marketing y captación de usuarios, sin duda el posicionamiento en buscadores es una de las más recurrentes, aunque existe cierta confusión respecto a cómo se hace, ya que en realidad hay dos formas de escalar posiciones en los resultados de búsqueda: posicionamiento SEO y SEM.

Aunque muchos usuarios confunden los términos, e incluso piensan que se trata de lo mismo, la realidad es que el posicionamiento SEO y SEM influyen en áreas distintas en los resultados de un buscador. Por eso aquí vamos a desgranar un poco cada una de las estrategias, para aclarar los conceptos.

SEM, posicionamiento mediante anuncios de pago

La clave del posicionamiento SEM está en que para aparecer en la lista de resultados, se crea una campaña de promoción con anuncios que gestiona el propio buscador, como Google, Bing o Yahoo. También se aplica a la creación de campañas en redes sociales o plataformas de vídeo. Como norma general, se paga conforme a los usuarios que hacen clic en el enlace.

El objetivo del SEM es dar visibilidad a la página lo antes posible, ya que los anuncios pueden aparecer en los primeros puestos en cuanto la campaña se pone en marcha.

SEO, posicionamiento natural

A diferencia del SEM, el SEO es un proceso algo más lento, ya que no se basa en contratar una campaña de anuncios, sino en optimizar los contenidos, la estructura y el diseño de la web para hacerla más atractiva de cara a los buscadores y usuarios. También se persigue aumentar en popularidad, generando un rastro que los robots de búsqueda tienen en cuenta cuando posicionan los contenidos.

Posicionamiento natural

El objetivo del posicionamiento SEO es el mismo que el SEM, ya que lo que se busca es aparecer lo más arriba posible en los resultados, aunque en lugar de pagar por ello se busca la relevancia, cuidar la experiencia del usuario y facilitar que encuentren lo que buscan. Los buscadores le dan bastante importancia a este tipo de contenidos, y si todo está optimizado para SEO, hay muchas más probabilidades de aparecer en los primeros puestos.

Principales diferencias entre SEM y SEO

A simple vista, ya se puede ver que estas dos estrategias son un tanto diferentes entre sí, sobre todo en el plazo en el que se obtienen resultados. El SEM es más inmediato, mientras que el SEO es una estrategia a medio y largo plazo. Aunque si se hace bien, mantenerse en puestos relevantes es más sencillo.

Otra diferencia significativa está en el control que se tiene sobre ella. El SEM es bastante más fácil de controlar, marcando lo que se quiere invertir, poniendo en marcha o parando la campaña en cualquier momento, crear otra nueva o cambiando algunos detalles. El SEO se puede controlar lo que se va a hacer, pero no los resultados que se obtienen, teniendo que revisar lo que pasa para comprobar si lo que se hace funciona o se necesita ajustar algo. Para eso es importante hacer una auditoria SEO, que muestre los puntos fuertes y los débiles a la hora de lograr buenos resultados.

El coste de cada estrategia también es algo en lo que se diferencian, ya que en el SEM como hemos dicho hay que pagar al buscador para que el anuncio aparezca en los resultados, a diferencia del SEO en el que no hay que invertir en ello, porque se apoya en los algoritmos que usan los robots para determinar qué enlace aparece primero. Aunque esto no significa que el SEO sea gratis, como piensan algunos. Al menos no si se quiere desarrollar una estrategia eficaz, ya que lo recomendable es contar con una agencia especializada que se encargue de optimizarlo todo para obtener resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.