Robots y cobots
Tecnología

Robótica y concepto de cobot

¿Qué es la robótica?

Para comprender el concepto de cobots, es conveniente repasar los orígenes de la robótica. Así, denominamos “robótica” a una rama de la ciencia y de la industria que se ocupa de la fabricación, disposición estructural, operación y diseño de los robots, para lo que debe de nutrirse de varias ramas de la ciencia y de la ingeniería entre las que destacan la ingeniería informática, la ingeniería biomédica, la ingeniería electrónica, la ingeniería mecánica, la ingeniería eléctrica o la ingeniería mecacrónica. Para ello, tiene que combinar diversas disciplinas de carácter técnico como la informática, la física, la inteligencia artificial, la ingeniería de control, la mecánica o la electrónica.

El origen de la palabra “robot”, proviene de una novela escrita por Karel Capek  “R.U.R” o “Robots Universales Rossum”. Esto fue en 1920 y cuando se trató de traducir al inglés del checo el término “robota”, que viene a significar trabajador o trabajos forzados se haría finalmente como “robot”. Curiosamente no sería la última vez que las novelas de anticipación, influirían en términos o conceptos de este interesante mundo.

Orígenes del concepto robótica

El concepto histórico de la robótica, algo alejado de la moderna idea de cobot, incluye aquellos artefactos que intentaban materializar los deseos de sus creadores de desarrollar seres a su imagen y semejanza y ser capaces de liberarles de los trabajos tediosos y repetitivos. Sería Leonardo Torres Quevedo, un conocido ingeniero español del siglo XX, quien construiría el primer mando a distancia de la historia, destinado a mover una barca mediante el uso de  la telegrafía sin hilos, un ajedrecista totalmente automático o el primero de los transbordadores aéreos, quien acuñaría el concepto “automática” para denominar a toda la teoría de automatización de estas labores repetitivas.

Sin embargo la propia denominación de esta “automática” ideada por Leonardo Torres Quevedo pronto se transformaría, aún manteniendo su concepto básico, a “robótica” término impulsado por Isaac Asimov, célebre científico y escritor de ciencia ficción al incluirlo en su relato “Runarround” en 1942, el mismo en el que establecería sus famosas “3 leyes de la robótica” que no pueden tener una aplicación totalmente práctica en el mundo real, tal y como muchas personas parecen pensar.

Cobots

Alcanzando el concepto de robot colaborativo

Durante la primera época del uso de robots en entornos reales productivos, los mismos se convirtieron en sinónimo de automatización a gran escala y casi equivalían a enormes fábricas dotadas de cadenas de producción operadas por carísimos robots difíciles de manejar salvo por manos expertas. En estas condiciones, la industria productiva general, necesitaba resolver un problema difícil: disponer de robots, capacitados para poder trabajar en procesos que involucraran objetos de menor tamaño, estuvieran capacitados para operar junto a trabajadores humanos y fueran sencillos de programar y económicos de adquirir. Hoy en día esta necesidad ha sido resuelta de forma satisfactoria gracia a la aportación de Universal Robots.

Sería Universal Robots, quien desarrollaría concepto de robots colaborativos. Un robot colaborativo, también denominado cobot, es aquél cuyo diseño y características le permiten trabajar en plena armonía con operarios humanos. En este tipo de entorno de colaboración, mientras la persona aporta la capacidad resolutiva, experiencia y flexibilidad, el autómata aporta capacidad de realizar un trabajo repetitivo que requiere un esfuerzo importante y una precisión igual o superior a la humana.

Según la Asociación Española de Robótica, los robots de tipo colaborativo son ligeros, flexibles y fáciles de instalar y se encuentran especialmente capacitados para poder interactuar con trabajadores humanos en espacios de trabajo compartido, sin necesidad de instalar las antaño obligatorias jaulas o vallas de seguridad.  Todas estas características definen perfectamente la línea de productos de Universal robots en sus diversos productos, UR3, UR5 y UR10.

Además gracias a Universal robots, los robots colaborativos, no necesitan personal técnico altamente especializado para su montaje, ubicación y reubicación, programación o puesta en marcha, permitiendo la automatización de procesos industriales de cualquier de una forma en la que hasta el momento no había sido viable técnica o económicamente, es por ello, por lo que esta compañía ha logrado alcanzar el estatus de número uno mundial en fabricación de robots de tipo colaborativo y conseguido que cada vez más pymes puedan beneficiarse de todas las ventajas de la automatización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.