Actividad física
General

Que el ritmo acelerado de hoy no te aparte de la actividad física

Existen muchas maneras de hacer ejercicio aún cuando el trabajo y las responsabilidades en el hogar colmen el día. Adquirir equipos como una cinta de andar o una bicicleta estática para entrenar en casa son alternativas ideales para apartarnos del sedentarismo que tanto daño le hace a nuestro organismo.

Es indudable lo positivo que es el ejercicio físico para la salud tanto física como mental. Diversas modalidades como el entrenamiento funcional, de resistencia, cardiovascular indoor, así como practicar algún deporte, se han ido popularizando, ganando cada vez más adeptos a los estilos de vida fitness que se han convertido en tendencia.

Una alternativa para ejercitarse que se ha convertido en predilecta por muchos es el uso de la cinta de andar plegable, conocida por muchos como cinta andadora o caminadora. Este aparato permite ejercitarnos en cualquier momento del día y sin las excusas acostumbradas cuando se trata de ejercitar en la calle como “hace mucho frío” o “el calor es extenuante”.

Cinta de correr

Por todas sus ventajas muchos toman la decisión de adquirir una y teniendo como primera inquietud cuál es la más apropiada para tener en casa, se decantan por los modelos plegables que permiten un ahorro de espacio en el hogar.

Para elegir qué cinta de andar nos conviene, son muy útiles en estos casos los comparadores que hay en internet porque permiten conocer los equipos más vendidos, sus características y precios, de tal manera que es fácil elegir la que se adapte a los requerimientos y el presupuesto destinado.

Otro entrenamiento efectivo es el ciclismo indoor, que consiste en hacer ejercicios aeróbicos con el uso de una bicicleta estática modificando la intensidad del pedaleo.

Quienes no tienen tiempo de ir al gimnasio y saben de la importancia de ejercitarse han optado por adquirir una bicicleta estática y entrenar en casa. Para conocer que bicicleta spinning comprar, igual que antes, la opción ideal es recurrir a comparadores web, los cuales hacen recomendaciones en cuanto a los mejores modelos, las más vendidos y los que ofrecen la mejor relación calidad-precio.

Los beneficios del ciclismo indoor

El ciclismo indoor es una modalidad de entrenamiento que se ha expandido en todo el mundo y esto viene dado por sus múltiples beneficios. Uno de los más importantes es que es un ejercicio de bajo impacto para las articulaciones, de hecho está recomendado para las personas que sufren artritis.

El spinning mejora la salud cardiovascular, al contribuir a que el corazón se fortalezca y funcione de manera más saludable, mejorando el ritmo cardiaco y disminuyendo la presión arterial.

Un efecto que muchos buscan y logran al practicar spinning es minimizar el estrés. Esta modalidad de ejercicio es muy oportuna de practicar después de una dura jornada de trabajo, ya que alivia muchísimo las tensiones.

Otros beneficios en el orden psicológico que produce es el aumento en la autoestima, ayuda a segregar las conocidas “hormonas de la felicidad”, endorfinas y serotonina, esta última mejora el ánimo y ayuda a dormir mejor.

El ciclismo indoor contribuye a fortalecer el sistema inmunológico, ayuda a quemar grasas dependiendo de la intensidad de cada sesión, incluso, el proceso sigue después de haber concluido el entrenamiento. Mejora la resistencia, tonifica piernas, glúteos y abdomen, además fortalece los huesos y las articulaciones.

No hay excusas, ¡a usar la cinta de andar!

Si ya tienes la cinta de andar en casa, ¿cuál es la excusa? Este tipo de ejercicio también tiene múltiples beneficios.

En el caso de la cinta uno de sus principales beneficios es también que contribuye a mejorar la salud cardiovascular: de hecho es uno de los entrenamientos más recomendados para este fin.

Al entrenar con este equipo se trabajan de manera constante muchos grupos musculares del cuerpo como brazos, piernas, caderas, lo que genera que aumente el ritmo cardiaco y el respiratorio lo cual es positivo porque mejora el flujo sanguíneo y fortalece el corazón.

Correr la cinta es una de las maneras más efectivas para mantener sano el sistema músculo-esquelético, ya que se fortalecen tendones, ligamentos, huesos y articulaciones, logrando lucir una figura moldeada y esbelta.

Entre otros beneficios, optimiza la oxigenación, combate la pérdida de masa ósea, ayuda a quemar calorías y evita la flacidez.

También mejora la función cognitiva. Al hacer el ejercicio la sangre fluye con mayor rapidez hacia el cerebro y esto hace que mejore la concentración y la memoria. Al ser una actividad física, es también una opción para sentirse mejor emocionalmente, descargar tensiones y liberarse de la ansiedad y el estrés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.