Fiesta ochentera
General

Fiesta ochentera: revivir una época única e inigualable

Los años ochenta fueron años de las mejores décadas. Predominaba la fuerza del estilo rockero, las hombreras se impusieron en el atuendo, también estuvo llena de color, de cabello encrespado, tachuelas y otras cosas.

La tendencia de la moda retro en los últimos años ha ido en aumento, no sólo en ropa sino también en cuanto a celebraciones, ya que en el momento de organizar una fiesta temática, ya sea privada o en discotecas, lo ideal es una fiesta retro. Ésta es una de las mejores opciones para sorprender y divertir a los invitados.

Look ochentero de mujer para fiesta temática

Esta fue la época de los looks alocados, coloridos e improvisados que diferenciaban la moda femenina. Para asistir a una fiesta ochentera, se puede optar por alguna de las dos vertientes: estilo punk rock, como leggins con faldas tutú o de colores fluorescentes, o el estilo aeróbic, como calentadores, cinta para el cabello y leggins.

Por lo general, no es difícil llevar un look de los ochenta, se puede empezar por la parte de arriba. Una de las opciones es un top de cualquier color y encima un blusón grande con el hombro descubierto. En la parte inferior puede usarse un jean desgastado a la cintura o, para mayor comodidad, un leggins negro sería el ideal.

Mantener los 80 vivo

Las faldas también podrían ser una alternativa, en la época de los ochenta se llevaban los extremos, faldas muy cortas o muy largas. En cuanto al calzado, los tacones de aguja acompañados con unas medias cortas de encaje van perfectos para la ocasión. Si los zapatos no son tan importantes, pueden utilizarse unas zapatillas modelo Converse.

Para completar el look, el peinado debe ser alocado, es decir, casi sin peinarse. En esa época las mujeres se hacían la permanente, así que el mejor look para ir a una fiesta de los ochenta es el cabello rizado, ya sea utilizando laca o espuma.

¿Y cuál será el look del hombre?

Hay que destacar que la moda de los ochenta estaba basada en looks improvisados y alocados. Por lo tanto, es sencillo de encontrar el outfit ideal, ya que para la parte de arriba se puede llevar una camiseta unicolor, negra o blanca, y cuello redondo. Encima una chaqueta jean o de cuero, sería una buena opción.

Para la parte inferior, una opción serían unos pantalones vaqueros rotos o desteñidos al estilo rock and roll, en caso de no tener, se puede transformar uno viejo y rasgarlo. El calzado forma parte también del look, hay dos opciones: la clásica, que serían unos zapatos negros de la época, o la más cómoda, unas zapatillas Converse del mismo color de la camiseta.

En esta década, el cabello de los hombres era totalmente alborotado y largo. En función de las tendencias actuales, es muy difícil que ese peinado sea natural, porque los hombres tendrían que dejarse crecer el cabello unas semanas y alborotarlo con laca, espuma o gomina. Si no hay forma de dejarse crecer el cabello, está la opción de comprar una peluca.

Accesorios y complementos de la década de los 80

Para complementar el atuendo de los ochenta, no pueden faltar esos accesorios característicos de la época. Deben ser estrambóticos, llamativos y muy coloridos, como pendientes largos y grandes pulseras. Uno de los complementos indispensables es el cinturón apretado, y mucho mejor, si es exageradamente grande.

Otro de los elementos protagonistas en esa década fueron los calentadores, que son esos calcetines gruesos y coloridos. Se puede omitir si la fiesta se realiza en verano, ahora si es invierno, ayudarán para entrar en calor.

Éstos son los principales accesorios que no pueden faltar al disfrazarse para una fiesta temática. En caso de no contar con ropa o accesorios de la época, se pueden buscar más alternativas en tiendas de segunda mano.

Otra opción para saber cuál es el look ideal para disfrutar de la fiesta, es viendo películas de los años 80, éstas son muy útiles como referencia. Y como última recomendación, no dejar de lado la actitud, es decir, llegar a la fiesta masticando goma de mascar como lo hacían en esa época.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.