Consejos cuidado personas mayores
General

Recomendaciones para el cuidado y acompañamiento de las personas mayores

Envejecer es un privilegio que no todos alcanzan. Llegar a la tercera edad significa que esa persona ha vivido lo suficiente en esta vida para ser fuente de experiencia y enseñanza a los más jóvenes.

Sin embargo, muchos ancianos viven solos o no pueden cuidarse a sí mismos, así que necesitan acompañamiento en esta etapa dorada de sus vidas.

La cifra de ancianos en España

En España, la población adulta mayor es una de las más grandes de Europa y es que de acuerdo con el Padrón Continuo (INE), en el país hay más de 8.657 mil ancianos, que representan el 18% de la población española, y se estima que para el año 2026 habrá pasado la barrera de 10.000 ancianos.

recomendaciones cuidado de ancianos

Al respecto hay que prepararse para el año 2024, ya que para ese momento la generación “baby boomer” (los nacidos en la explosión demográfica tras la Segunda Guerra Mundial) habrá llegado a la edad de la jubilación, por lo que muchos abuelos necesitarán del apoyo de sus descendientes.

Sin embargo, muchas veces sus hijos o nietos no pueden o no saben cuidar a una persona mayor y salvo los lamentables casos de abandono, muchos hijos tienen sus propias responsabilidades que les dificulta la tarea de cuidar de sus padres mayores.

Algunos deciden llevarlos a un asilo, pero muchos otros prefieren cuidarlos personalmente como muestra de amor y consideración, sin embargo, no están totalmente preparados para atender sus necesidades, sobre todo si estos ancianos sufren alguna enfermedad degenerativa, como el Alzheimer o la demencia senil.

En muchos casos, los ancianos tienen sus propias casas y hay que cuidarlos allí, pero en otros casos van a las casas de alguno de sus hijos (incluso, se turnan entre ellos) para garantizarles atención las 24 horas del día. Aun así, es necesaria la ayuda de profesionales en el cuidado de ancianos, bien sea a tiempo parcial o completo, que sepan atender las necesidades básicas de las personas mayores, en especial si padecen de Alzheimer o senilidad.

Cuidado de la visión

Entre las patologías más comunes de los adultos mayores están todas aquellas relacionadas con los ojos, como ceguera total o parcial, cataratas, miopía, pérdida de la agudeza visual, etc. Por eso los ancianos necesitan la atención permanente de un oftalmologo Malaga especializados en atención a las personas de tercera edad.

Una buena clínica oftalmológica de la ciudad debe contar con un excelente oculista que esté preparado para atender cualquier eventualidad con los ojos de los ancianos, entre ellas una operación de miopía.

Un buen oculista debe conocer muy bien las dificultades a las que se enfrentan los abuelos en sus ojos, así que son capaces de identificar las distintas opciones y, en caso de proceder a una operación de miopía, tiene que contar con una clínica oftalmológica con equipos de primera tecnología para que la operación de miopía sea un éxito.

Alimentación balanceada

Las personas mayores requieren de una alimentación balanceada, rica en proteínas, vitaminas y minerales, como el hierro y calcio, que les ayuden a mantener los huesos fuertes, buena masa muscular y energía.

En algunos casos y bajo prescripción médica, los ancianos pueden necesitar de complementos alimenticios como los quemagrasas para deportistas, que les ayuden a acelerar el metabolismo y mantener una correcta proporción de grasa corporal.

Aceite CBD para el adulto mayor

Y como bien sabemos, muchos ancianos sufren dolencias propias de su edad, algunas de ellas relacionadas con la vejez, como la artritis, artrosis, rigidez muscular, calambres, etc. Para estos casos, el aceite CBD es una excelente alternativa para paliar los efectos de los dolores, incluso es maravilloso para controlar la ansiedad y combatir el insomnio.

Consejos para el cuidado óptimo de los ancianos

  • Integrar a los ancianos en las actividades familiares o en clubes sociales. Jamás deben ser relegados.
  • Ayudarlos en su movilización y facilitar los espacios en el hogar para evitar caídas y accidentes.
  • Promover en los ancianos su propio aseo personal, si no pueden hay que asearlos con mucho respeto y consideración.
  • Proporcionarles condiciones de descanso óptimas, que duerman sin interrupciones.
  • Ayudarlos a cumplir con su tratamiento médico. No hay que confiar en la memoria de los abuelos, sino vigilar que se tomen sus medicamentos a la hora prescrita.
  • Suministrarles una dieta sana y equilibrada, con mucho calcio, hierro y vitaminas y libre de grasas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.