Servicio de renting de coches
General

Todo lo que hay que saber de cara a empezar a usar un servicio de renting de coches

El alquiler de coches es uno de los sectores que más ha crecido en nuestro país en los últimos años, gracias a tratarse de una nueva forma de movilidad con grandes ventajas para los usuarios. Aunque en un primer momento su uso estaba más extendido entre los autónomos, lo cierto es que cada vez más particulares se animan a probar este servicio que se encuentran tan en auge. Vamos a conocer un poco más sobre cómo funciona y sobre cuáles son todas sus ventajas.

Los hábitos de consumo de la sociedad han sufrido una gran revolución en los últimos años gracias al desarrollo de la tecnología e internet, lo que ha hecho también que aparezcan nuevas formas de alimentación, ocio y, por supuesto, de movilidad. Antes comprar un coche era básicamente la única forma de poder tener un vehículo para usarlo de manera habitual en los desplazamientos. Pero esto ha cambiado drásticamente en la actualidad y el renting de coches se ha convertido en una alternativa muy potente por la que cada vez se deciden más usuarios

Básicamente se trata de una especie de alquiler de coche por el que un usuario tiene derecho a disponer de un vehículo a cambio de pagar una cuota mensual que previamente tiene que haber quedado establecida en un contrato. Por lo que se trata de una opción de movilidad realmente flexible y eficiente, que puede aportar grandes beneficios, tanto para empresas como para autónomos o particulares. 

Renting de coches para empresas y autónomos

En sus orígenes, el renting de coches era una opción mayoritaria entre las empresas y los autónomos, ya que una de sus principales ventajas es poder disponer de un coche sin la necesidad de desembolsar una gran cantidad de dinero inicial. Por lo que tan solo habría que hacerse cargo de pagar las cuotas establecidas y la gasolina que se necesite, ya que de todo lo demás – seguros, papeleos y demás – se encarga la propia compañía de renting. Por lo que se trata de un servicio realmente cómodo para cualquier persona que gestione una empresa, ya que puede disponer con facilidad y comodidad de vehículos para sus empleados y para el desarrollo de su negocio, sin tener que gastarse una gran cantidad de dinero en adquirirlos o en tener que mantenerlos. 

Renting de coches para empresas

Además, otra de las ventajas del renting es que, una vez finalizado el contrato de alquiler, se puede empezar uno nuevo con otro vehículo diferente y así ir variando el modelo en función de las necesidades de la empresa. A lo mejor puede resultarnos útil tener una furgoneta si tenemos que hacer repartos a domicilio, mientras que un coche más elegante y sofisticado puede ser la clave para llamar la atención de posibles nuevos clientes y proveedores. Es elección del usuario del servicio de renting, elegir cuál es el modelo de coche que se adapta mejor a sus gustos y necesidades más específicas.

El renting para particulares

Todas estas ventajas que hemos comentado respecto al renting para autónomos y empresas, también son perfectamente aplicables cuando el usuario es un particular. Poder evitarse un desembolso de dinero inicial y tener la tranquilidad sólo de preocuparse por el pago de las cuotas y la gasolina, son dos de los principales factores que han hecho que el renting de coches para particulares se encuentra ahora mismo en un momento de auge en nuestro país.

Además, con el paso de los años, los usuarios suelen cansarse de su vehículo y suelen querer cambiarlo para probar otros modelos con nuevas características más avanzadas. Si el coche es comprado, este proceso puede ser más complicado, ya que tendremos que vender nuestro modelo viejo y hacer otro desembolso importante para adquirir otro más nuevo; mientras que en una modalidad de renting solo tenemos que esperar a que finalice nuestro contrato para contratar otro modelo más novedoso que nos apetezca conducir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.