General

¿Qué es un vino blanco seco?

La principal característica de este caldo es su escasez de azúcar, lo que influye en su sabor, acidez y nivel de alcohol.

El mundo de los vinos cuenta con una gran oferta de variedades y tipos. Tintos, blancos, espumosos… El tipo o variedad de uva utilizada en su elaboración es lo que va a influir en el producto final del mismo. Sin embargo, hoy nos vamos a centrar en los vinos blancos secos y a conocer qué son, qué tipos existen y cuáles son sus características.

vino blanco chardonnay

Un vino blanco seco se diferencia del resto en que tiene muy poca o nula cantidad de azúcar. Esta menor presencia de azúcar influye directamente en el sabor del caldo, teniendo su influencia en la percepción del mismo la acidez y alcohol. Otra de las características que tiene el vino blanco es que acompañan muy bien cualquier comida.

No obstante, dentro de los vinos blanco secos pueden ser elaborados con distintas variedades de uva: Macabeo, Parellada, Garnacha blanca, Sauvignon Blanc y el vino blanco chardonnay. Cada uno de tiene sus características. Mientras que, por ejemplo, el Pinot Noir tiene un alto contenido de alcohol y suele ser utilizado para cocinar, el Cabernet Sauvignon casa muy bien con platos como pastas y carnes rojas.

El vino blanco Chardonnay, por su parte, es un vino muy sabroso y de cuerpo suave, lo que lo convierte en un acompañamiento perfecto en cualquier situación y momento. Debido a su suavidad son un excelente compañero en elaboraciones como cremas.

vino blanco seco

En lo que se refiere a la producción de vinos y forma de elaboración, en los últimos años se ha puesto de moda gracias a su buena aceptación por parte de los consumidores de los vinos procedentes de una producción ecológica, caracterizada por combinar las mejores prácticas ambientales, el respeto a la biodiversidad y la preservación de los recursos naturales.

Para conseguir estar certificado como un alimento o vino ecológico, los productores deben cumplir con las respectivas normas estipuladas con la finalidad de obtener una producción a partir de sustancias y procesos naturales. Según los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, España ocupa el primer lugar en superficie de agricultura ecológica de la UE y está entre los cinco primeros del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.