Alzheimer
Medicina

Conoce qué es alzhéimer y cómo afecta a nuestro día a día

El alzhéimer es una enfermedad que afecta al cerebro del paciente y al corazón de quienes lo cuidan. Y es que cuidar a una persona con demencia es muy difícil, ya que los familiares y especialmente el cuidador se enfrentan a una serie de dificultades que no son fáciles de llevar.

Es por eso que hoy trataremos de comprender la enfermedad desde los ojos de quienes se encuentran con esta dura realidad todos los días.

¿Qué es el alzhéimer?

El alzhéimer es un síndrome (conjunto de síntomas) que afecta al cerebro humano de manera progresiva y crónica.

Que es el alzheimer

Conduce a la degeneración de las facultades mentales como la memoria, la capacidad de razonamiento, el lenguaje y la capacidad de reconocer objetos y personas. Además, afecta a la parte afectiva y emocional, por lo tanto genera depresión, ansiedad y angustia.

Si bien esta definición aclara un poco que es el alzheimer, es importante conocer más información que te ayudará a entender cómo es la enfermedad, a quienes afecta, incluso, encontrarás manuales que tienen como propósito ayudar a los cuidadores y familiares.

¿Cuáles son los síntomas del Alzheimer?

La primera característica de la enfermedad es la pérdida de memoria reciente.

Una persona con Alzheimer en cuestión de minutos no recordará lo que se le ha dicho en ese momento, es decir, no es capaz de retener la nueva información. Es como si tuviera un cuaderno lleno de información sólo del pasado, que también poco a poco acabará deteriorándose con el paso del tiempo.

El diagnóstico

No es fácil identificar el Alzheimer, ya que los síntomas son similares a otros tipos de trastornos. Una vez diagnosticado este provoca sentimientos de desconcierto y temor, sin embargo y lo más importante es ofrecer apoyo y asistencia al paciente.

La familia y el Alzheimer

Los miembros de la familia que asisten a un paciente con demencia deben soportar una pesada carga, sobre todo cuando tiene trastornos de conducta (agitación, insomnio, etc) lo que termina afectando al entorno familiar que termina en crisis.

El miembro de la familia que cuida al paciente se le conoce con frecuencia como la segunda víctima de la enfermedad, esta definición enfatiza su participación en la atención y resalta el grado de estrés al que está sujeto.

Los cuidadores están particularmente en riesgo de experimentar síntomas como nerviosismo, fatiga, falta de apetito e insomnio. La depresión y el estado de ánimo también aparecen con mucha frecuencia.

Esto se debe a que en general tres cuartas partes del día se dedican a cuidar al enfermo y este tiempo aumenta a medida de que la enfermedad empeora. Es un trabajo muy duro, ya que los familiares se ven comprometidos durante más de 10 horas al día en ofrecer asistencia directa.

La atención al familiar con Alzheimer supone un coste económico considerable, ya que muchas veces el cuidador se ve en la necesidad de abandonar o reducir la actividad laboral para cuidar al familiar.

Todo esto puede causar consecuencias graves, así como deteriorar la salud física y psicológica y las relaciones del cuidador. El agotamiento físico, emocional y mental que tienen los cuidadores se le conoce como síndrome del cuidador quemado.

Síndrome del cuidador quemado

El síndrome del cuidador quemado o Burn Out, palabra de origen anglosajón, indica un estado de agotamiento emocional, físico y moral que se genera por una carga excesiva de estrés.

Con el aumento del estrés, la persona pierde el interés en realizar tareas que antes consideraba fundamentales.

Afortunadamente hay formas de evitar el sindrome del cuidador pero también debes conocer cuáles son estos síntomas, así podrás tomar las medidas necesarias a tiempo.

  • Sentimiento de inutilidad / desesperación.
  • Reacciones desproporcionadas a pequeños problemas.
  • Sentir cansancio todo el tiempo.
  • Alejarse de la familia y amigos.
  • Incapacidad para relajarse.
  • Sensación de ira más frecuente de lo habitual.
  • Pérdida de paciencia con la persona asistida.

Es importante que comprendas tus emociones, ya que a menudo se trata de sentimientos que son difíciles de conocer, por lo tanto si ves que no puedes con toda la carga tu solo, busca ayuda profesional, ya que existen instituciones y grupos de apoyo para familiares de pacientes con Alzheimer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.