Préstamos rápidos
Economía

Préstamos rápidos: ¿qué son y cómo funcionan?

Los préstamos rápidos son la solución ideal para aquellos momentos en que necesitamos conseguir dinero con urgencia, sin tener que completar rigurosos procesos para aplicar ni justificar el uso que darás al dinero e, incluso, sin tener que salir de casa. Se tramitan a través de internet y, en caso de aprobación, el dinero se desembolsa en poco tiempo.

A pesar de sus beneficios, es uno de los productos financieros con los intereses más elevados, por lo que es mejor utilizar esta fuente de financiamiento solo en caso de emergencias o para cubrir gastos verdaderamente importantes. En España, CashEddy.es es una de las empresas que ofrecen esta clase de financiamiento.

¿Qué es y cómo funciona un préstamo rápido?

Un préstamo rápido es una clase de préstamo personal que se diferencia de un crédito por el plazo de concesión, el coste final y la cantidad máxima que el cliente puede solicitar, así como el canal por donde se realiza la operación. La mayor parte de los préstamos rápidos son ofrecidos de manera online por financieras tecnológicas (Fintech).

Esta particularidad garantiza una solicitud expedita y una tramitación ágil. El procedimiento de solicitud suele ser bastante sencillo, reduciéndose a lo siguiente:

  • Ingresar a la web seleccionada para solicitar el préstamo rápido.
  • Rellenar el formulario con los datos personales, número de cuenta bancaria y número telefónico.
  • Esperar la verificación de datos y el análisis financiero.
  • En caso de superar satisfactoriamente los filtros de la solicitud, el préstamo será aprobado y el dinero será depositado en la cuenta ofrecida durante el proceso de solicitud.

¿Cuáles son los beneficios de un préstamo rápido?

Con respecto a las ventajas de los préstamos al instante y los beneficios que podemos obtener de este sistema, podemos mencionar:

  • Flexibilidad en cuanto a los requisitos exigidos al prestatario, solo necesitando que se disponga de una fuente fija de ingresos.
  • Trámite realizado exclusivamente online, de manera simple y con muy poca documentación. Por esta razón se han convertido en la opción perfecta para resolver emergencias financieras y enfrentarse a gastos imprevistos. Esto los ha vuelto populares en medio de la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid.
  • Gran porcentaje de aceptación. La valoración de la solicitud se realiza de inmediato y según la veracidad de la información suministrada, se tiene una elevada tasa de aprobación.
  • Servicio disponible 24/7 los 365 días del año. Ante cualquier emergencia, el usuario sabe que puede contar con una fuente de financiamiento rápido a la cual acceder y obtener dinero en menos de 24 horas.

En cuanto a inconvenientes, encontramos que en este producto financiero el plazo de devolución es corto y las cantidades que pueden solicitarse son limitadas, a diferencia de los créditos otorgados por las instituciones bancarias.

Con todo lo anterior, los préstamos rápidos se han convertido en una de las alternativas de financiamiento más populares de la actualidad, con variedad de entidades dispuestas a ofrecer préstamos a diferentes tasas de interés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.