Préstamos rápidos
Economía

Préstamos rápidos, una ayuda urgente para las familias en crisis

Gestionar la economía familiar puede ser una tarea titánica, sobre todo en tiempos de vacas flacas. No importa lo cauto se sea a la hora de presupuestar los gastos del hogar, no es raro que surjan imprevistos que revolucionen todos los planes, en especial cuando el contexto económico del país no contribuye a contar con ingresos que den un margen de maniobra amplio ante situaciones extraordinarias.

En este sentido, cualquier gasto significativo que una familia deba afrontar, como por ejemplo, el pago de una deuda, de arreglos en la casa o del coche, impactará sobre las finanzas personales. 

Tiempos difíciles para las finanzas personales

La pandemia ha dejado a miles de familias españolas sin ingresos debido a la pérdida del empleo, de la falta de facturación en el caso de los autónomos, y del cierre de numerosas actividades relacionadas con la gastronomía y el turismo, que han sido unas de las actividades más afectadas. Si a esto se suman los aumentos en el coste de vida, sea por las repetidas subidas en la factura de luz como por el aumento del coste de la vida, los bolsillos de los trabajadores necesitan urgentemente una ayuda que les permita superar la crisis.

Para quienes no han podido acceder a ningún tipo de ayuda, como es el caso de una gran proporción de los trabajadores, las deudas continúan acumulándose. También la llegada de las vacaciones puede implicar gastos que muchas personas no están en condiciones de afrontar.

Sin importar cuál sea el motivo, existen productos financieros de fácil acceso a los que se puede recurrir para hacerse con unos pocos miles de euros de forma inmediata. Entre ellos, los préstamos rápidos son los que piden menores requisitos y mejor se adaptan a las necesidades de cada familia.

Flexibilidad y conveniencia

La característica que hace de los préstamos rápidos una opción más que interesante es que se pueden solicitar con solo completar un breve formulario con datos personales. Las compañías financieras que otorgan estos préstamos lo hacen completamente online, sin tener que realizar ningún tipo de entrevista, llamada telefónica o verificación del historial crediticio, aunque esto último depende de la entidad. Incluso quienes figuran como deudores en el ASNEF pueden pedirlos.

Las cantidades que se otorgan son bajas y, por este motivo, prácticamente no se solicitan garantías ni mucho papeleo. Los plazos de pago, a elección del cliente, van desde algunos meses hasta los dos o tres años, con una tasa de interés que, si bien más elevada que para los préstamos bancarios tradicionales, se mantiene moderadamente baja por la gran cantidad de competidores presentes en el mercado. Esta competencia ha llevado a algunas de estas compañías a proporcionar préstamos a una tasa del 0% para nuevos clientes.

Cómo solicitar un préstamo rápido

El procedimiento para pedir un préstamo rápido es realmente muy sencillo. Una vez que se ha elegido la oferta que mejor se adapta a lo buscado en cuanto a plazos y condiciones, solo es necesario completar un breve formulario con información personal y esperar la confirmación de la compañía.

La gran mayoría de estos préstamos personales entregan cantidades de dinero pequeñas y no exigen demasiada información sobre los ingresos o la situación financiera del solicitante. El dinero se suele ingresar de forma prácticamente inmediata. De este modo, una familia que debe resolver rápidamente una situación económica no necesita pasar por un largo proceso de evaluación antes de ver reflejado en su cuenta bancaria la cantidad del crédito.

Un consejo importante a la hora de considerar solicitar un préstamo rápido es pensar seriamente en la verdadera necesidad de hacerlo y pedir únicamente la cantidad de dinero que se requiere para hacer frente a los gastos imprevistos. Puesto que la aprobación de las solicitudes solo dura unos pocos minutos, la tentación de endeudarse en cantidades grandes es alta, pero esto puede representar un problema serio cuando se deben afrontar los pagos correspondientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.