De donde proviene el turron
General

De dónde proviene el turrón

El turrón en una masa que se obtiene a través de la cocción de miel de abejas, azúcar y clara de huevos a la que luego se le incorporan almendras tostadas y otros frutos secos. Se trata de un producto ampliamente conocido en todo el mundo, aunque en algunos países no es de consumo habitual, sino que se trata de un dulce asociado a las tradiciones navideñas.

Se conocen dos clases de turrón que son las que mayor fama mundial han conseguido: el turrón jijona que tiene textura blanda y el turrón duro, también conocido como turrón de Alicante.

¿Sabes cuál es el origen del turrón?

El turrón es un alimento del que se tiene referencias desde la época griega, siendo consumido por los deportistas para conseguir aporte rápido de energía durante su participación en las Olimpiadas.

Otros datos históricos ubican su origen en la península arábiga gracias al tratado “De medicinis et cibis semplicibus” perteneciente al Siglo XI, donde se menciona al “turun”. Relatos históricos indican que los árabes trajeron el producto a las costas del Mediterráneo, principalmente Italia y España y de ahí nació la versión española, creada en la ciudad de Alicante en el Siglo XV.

el origen del turron

Al mismo tiempo, en Castuera (Badajoz), se comenzó a desarrollar una tradición turronera que se mantiene hasta la actualidad. Para la época del Rey Carlos V, los turrones ya gozaban de gran popularidad.

En general, todas las clases de turrones que han sido descritas a lo largo de la historia mantienen una gran coincidencia tanto en ingredientes como en su forma de elaboración. Algunos cambios ligeros se han añadido y algunos países han realizado sus propias adaptaciones culturales utilizando ingredientes propios de sus regiones, pero en España se mantiene la tradición casi sin ningún cambio.

¿Cómo se fabrica el turrón?

La tradición turronera se ha mantenido a lo largo de los siglos con muy pocas variaciones. Se trata fundamentalmente de un dulce de elaboración artesanal, aunque en la actualidad las fábricas reciban un poco de ayuda mecánica y tecnológica para hacer más eficiente el proceso de fabricación.

Para elaborar turrón se han de seguir ciertos pasos fundamentales:

  1. Calentar la miel para luego mezclar con clara de huevo y azúcar.
  2. Se agregan las almendras tostadas.
  3. Se seca al aire libre.
  4. Se guarda en cajas rectangulares.
  5. Se parte en barras.
  6. Se plastifica al vacío y se envasa para la venta.

La diferencia entre el turrón duro y el blando radica en la parte final del proceso. Para conseguir la dureza, se añade clara de huevo diluida, se evapora el agua y luego se agrega almendra marcona.

Otra ligera variación podemos verla en el turrón yema tostada. Para conseguir su color y sabor únicos, se quema una capa de azúcar por encima de la tableta ya terminada.

Algunas personas aseguran que la calidad del sabor se debe al clima de la región de Jijona, de ahí que se haya tejido toda clase de leyendas alrededor de esta tradición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.