Opción mucho más sana para fumadores
General

Llegó una opción mucho más sana para fumadores

Para nadie es un secreto que los cigarrillos son altamente perjudiciales para la salud debido a la gran cantidad de aditivos y químicos que se encuentran en sus mezclas de tabaco. A pesar de que muchos conocen este dato, es un hábito que seguía ganando nuevos seguidores hasta tiempos recientes.

Los vaporizadores o, como se conocen también, vapers, han llegado para revolucionar la industria del tabaco con una opción saludable. Se debe a que ayudan a una persona que fuma en exceso o a aquella que quiere dejar el cigarrillo, para acabar de manera sutil con esta adicción.

La clave es saber elegir el vaper indicado

El cigarrillo electrónico o vaper lleva en el mercado más de 10 años y ha tomado bastante fuerza, especialmente, en los adultos jóvenes, pero ¿cuál es el mejor vaper? La respuesta es simple: el que mejor se ajuste a las necesidades y también a los gustos de cada persona en particular

La clave es elegir el vaper indicado

Los más populares son:

  1. Procolor + TFV 8 Baby: tiene una gran potencia de vapeo y la batería dura todo el día. Aunque su depósito es para 2 ml de solución, tiene la opción de ampliarlo hasta 5ml.
  2. Veco Solo 1500 mAh: es muy popular debido a su pequeño tamaño y a su gran producción de vapor. Va aumentando el sabor con cada vapeo y tiene sistema anti-goteo.
  3. Minifit Pod: es el vaper más pequeño que existe, pero la duración de la batería es menor. Este vaper es el ideal para aquellos que necesitan una dosis baja de nicotina, sin mencionar que su precio en el mercado es bastante reducido.

A pesar de la reticencia que aún existe, estudios recientes apuntan a que un vaper es hasta un 95% menos dañino que el tabaco tradicional. La causa es que el líquido que se quema en el interior, que puede tener concentraciones de nicotina que van desde los 0 mg/ml hasta los 18 mg/ml.

Hay un vaper para cada persona

Los vaper llegaron para innovar el mercado de cigarrillos. Han evolucionado mucho en técnica y modelos en comparación a los que se crearon inicialmente. Las diferencias más significativas están en el tamaño, capacidad de la batería y producción de vapor. Todo esto, para satisfacer las necesidades de quienes requieren ingerir nicotina y los que no.

En primer lugar, están los vapers tipo MOD. Estos modelos son los más grandes que se encuentran en el mercado, con características muy marcadas para saber diferenciarlos:

  • Tienen una mayor producción de vapor.
  • La duración de la batería es excepcional.

Éstos son los más famosos y conocidos, pero también pueden encontrarse modelos tipo MOD más ligeros, fáciles de llevar y con formas alargadas.

Por otro lado, los vaper modelos POs son los cigarrillos electrónicos más parecidos a los cigarrillos convencionales, porque la liberación del vapor es similar a la emisión de humo de un cigarrillo, lo que ocurre gracias a su baja potencia. La ventaja del vaper tipo POD es que se pueden usar cartuchos con sales de nicotina. Otras ventajas de los POD pueden ser:

  • Son discretos y fáciles de llevar.
  • No hay pérdida de líquido a través de los cartuchos.
  • La cantidad de vapor que liberan es bastante buena.
  • Son mucho más económicos que los MOD.

Las sales de nicotina: la primera opción para fumadores

La nicotina es un alcaloide natural que se encuentra en las hojas de la planta de tabaco. Entonces, ¿por qué el cigarrillo convencional es tan destructivo para el cuerpo? Pues por la cantidad de aditivos químicos que conlleva su proceso de elaboración.

Desde la llegada de los primeros cigarrillos electrónicos, estas sales han sido la mejor opción para aquellos fumadores que quieren aventurarse a usar los vapers, pero sin dejar de fumar como tal.

Tienen múltiples ventajas:

  1. La sensación en la garganta es mucho más sutil, por lo que no causa carraspera.
  2. Las caladas que se requieren en el vaper para quemar las sales son mucho más profundas, es por esta razón, que la sensación es tan parecida a la del cigarrillo convencional.

Algo para tener en cuenta es que, a pesar de que las sales de nicotina tienen una mayor concentración de esta sustancia que la misma hoja, los vaper sólo toleran niveles muy bajos. Por lo tanto, a pesar de que el vapeo contenga nicotina, nunca se llegará a los niveles dañinos de un cigarrillo común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.