Los nuevos caminos de la movilidad rodada
General

Los nuevos caminos de la movilidad rodada

El temido impuesto al diesel, las restricciones al tráfico rodado en las ciudades, los planes de movilidad sostenible que se aprueban en las ciudades… todo indica que estamos ante un importante cambio en cuanto a movilidad privada, especialmente en lo que se refiere a las grandes ciudades.

La imposibilidad de extraer combustibles fósiles baratos y la cantidad enorme de gases de efecto invernadero que se emiten a la atmósfera están impulsando un cambio en la movilidad.

Las propias compañías automovilísticas son conscientes de ello y desde hace años diseñan vehículos más respetuosos con el medio ambiente y con bajas emisiones de gases de efecto invernadero.

No cabe duda de que el futuro en las próximas décadas pasa por los coches eléctricos y los coches autónomos. Sin embargo, hasta el momento, el gran problema de los coches eléctricos es su falta de autonomía.

La transición hasta las nuevas formas de movilidad pasa por ir abandonando progresivamente los vehículos alimentados por combustibles fósiles, en primer lugar el diesel y un poco más tarde la gasolina, para posteriormente acabar con los coches híbridos y llegar finalmente a los vehículos eléctricos.

Alquiler de coches 2018

Son ya muchas las personas que quieren practicar otra forma de movilidad. El coche, que sigue siendo una herramienta de trabajo, es para las ciudades un tipo de vehículo poco eficiente, pues el la relación viajero-espacio público que ocupa es muy inferior a la que tienen el autobús, el tranvía, el tren o el metro.

La bicicleta y otros medios de transporte, como los patinetes eléctricos, e incluso hacer más trayectos a pie, pasa a formar parte del ideario de cientos de miles de personas.

Los desplazamientos en los núcleos turísticos

Si en las grandes ciudades el transporte es un problema muy intenso, pues las grandes capitales se pueden acumular cada día varias horas de atascos en las horas punta, no menos intensa es la problemática en los núcleos turísticos.

En áreas de gran actividad turística, una recomendación para los viajeros es alquilar un vehículo, en lugar de desplazarse con el coche propio. La mayoría de las empresas de alquiler de vehículos ofrecen servicios desde el aeropuerto, el centro de las ciudades o las estaciones de tren y autobús.

Esta opción es recomendable frente al transporte público si lo que se desea es conocer áreas amplias, y no únicamente la ciudad y su casco histórico. Alquilar un coche en Madrid o Barcelona puede costar unos 10 euros por día, un precio más económico que el que supone visitar los alrededores en transporte público.

La tercera gran ventaja de los vehículos de alquiler cuando se viaja es la comodidad y la variedad de modelos. Existen vehículos para todos los gustos: utilitarios, familiares, deportivos… Y muy relacionado con el transporte público es que el vehículo de alquiler permite más libertad de horarios, no estar tan restringido a la disponibilidad del transporte público.

En un destino como las Islas Baleares existen decenas de empresas de transporte público, Formotor ofrece alquiler de coches en Formentera, pero también bicicletas, motos y otros vehículos para conocer todos los rincones de esta pequeña isla al sur del archipiélago.

¿Te pasas a la movilidad sostenible? Vende tu vehículo

Son muchos los ciudadanos que están poco a poco introduciéndose en la movilidad sostenible. Entendiendo que el coche es una herramienta de trabajo, existen miles de personas que no tienen necesidad de usar un vehículo privado, pues hacen su vida y su trabajo en el centro de las ciudades o cuentan con redes de transporte público muy potentes.

Cuando llega la hora de hacer turismo, optan por el alquiler de vehículos o viajar en tren o en avión. Si eres de esas personas que no necesitas el coche para tu día a día y quieres deshacerte del vehículo, en Automóviles Isiegas compramos tu coche. Esta empresa ofrece coches de ocasión en Pamplona. Se trata de un grupo muy experimentado en la autoocasión, pues tienen más de 50 años de experiencia y son líderes en el sector de la compra venta de vehículos en Navarra.

Si en cambio estás en una etapa contraria, necesitas un vehículo para tu movilidad, una opción es acudir a automóviles alemanes. En Alemania la automoción es una de sus grandes industrias y las compañías automovilísticas alemanas ofrecen coches de absoluta garantía y fidelidad.

En la web Alemaniando.com, indican cuáles son los pasos a seguir para alquilar un coche en Alemania. Los coches en Alemania son casi una religión, eso explica por qué los automóviles alemanes son tan potentes y tan seguros.

¿Vives en una ciudad? Mejor una motocicleta

Todos los avances en movilidad siguen la senda de reducir el número de coches y vehículos privados en la ciudad, pero en esta transición hacia la movilidad sostenible, las motocicletas parecen librarse, aunque posiblemente en los próximos años veremos menos motos por los entornos urbanos.

Frente a los coches, las motos son vehículos más prácticos en la movilidad urbana, porque son más fáciles de aparcar, necesitan menos mantenimiento, gastan menos combustible, ofrecen gran capacidad de carga y son más rápidos y eficaces, algo que siempre se agradece en los desplazamientos urbanos, en los que siempre vamos con prisas.

Como contrapartida, el aspecto más positivo de los coches frente a las motos es que estas son más vulnerables a los robos. Para evitar esta situación, desde Wilock ofrecen antirrobos de moto. El sistema de antirrobo de moto Wilock es el más seguro del mercado y permite guardar este vehículo tanto en garajes como en jardines y patios o en la calle.

Sea cual sea el estadío en el que se encuentra cualquier usuario de vehículos motorizados, en los próximos años seguirán existiendo avances en movilidad sostenible. No sumarse a esta ola va a suponer quedarse anclados en el pasado y tener muchos problemas para poder moverse por las ciudades.

La gran pregunta con respecto a la movilidad sostenible es si estará al alcance de todos los bolsillos o los trabajadores y rentas más bajas tendrán que verse obligados a utilizar vehículos propulsados con combustibles fósiles y siendo penalizados por sus altos índices de contaminación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.