Formula de la felicidad
General

Una mente sana en un cuerpo sano es la fórmula de la felicidad

La felicidad es la máxima meta a alcanzar en esta vida por todo ser humano y aun reconociendo esto, muchos no sabemos que camino coger, no tenemos una idea clara de cómo conseguir ese estado de plenitud, bien porque la propia existencia es compleja, bien porque nos cuenta admitir que no siempre las cosas pueden ser como queremos os esperamos.

Las relaciones sociales nos dan muchos quebraderos de cabeza desde nuestra más tierna edad: el deseo de integración entre los iguales, la búsqueda de lazos de amistad… sin embargo, y muy a nuestro pesar, poco o nada nos enseñan de habilidades sociales en las escuelas, lo que creemos que es un grave error que se debería subsanar cuanto antes en la educación pública.

De entre todas las relaciones que establecemos con los demás, sin duda alguna las relaciones de pareja son las que nos reportan las mayores dosis tanto de felicidad como de pesar. Y es que nos sabemos admitir, en la mayoría de las ocasiones, que igual que empiezan pueden terminarse y que eso no debería de sumergirnos en un profundo caos emocional, sino aceptarlo como parte del juego de la vida.

Pero claro, esto es mucho más fácil de decir que de conseguir, porque habitualmente la pareja ha trazado un camino junto y, ahora, de repente con la llegada de una ruptura, ya no se sabe en qué dirección caminar. Esta confusión se agrava si existen hijos en común, pues la relación pasa a otro nivel que nunca acaba de finalizar.

Muchas rupturas, al igual que muchas relaciones que consiguen salvarse de momentos duros es porque han recurrido a la ayuda de la terapia en sitios altamente capacitados como es el Centro de Psicología Aquiles Vecindario, donde la Psicóloga Naira León Acosta lleva prestando ayuda a todos sus pacientes para superar rupturas o crisis de pareja, ayudando a explorar las alternativas de tomar caminos opuestos o seguir caminando juntos.

El éxito de sus terapias se debe en parte a la actitud que le ha llevado durante todos sus años de profesión a no dejar de formarse continuamente, con lo que consigue mantenerse actualizada y de este modo poder brindar la mejor ayuda psicológica a sus pacientes.

En el Centro de Psicología Aquiles Vecindario además están especializados en otras muchas áreas de actuación para conseguir el equilibrio cuerpo mente necesario para ser feliz, mejorando la autoestima de sus pacientes o ayudando a superar cuadros de ansiedad, así mismo, ofrecen talleres y preparan para distintas oposiciones, siendo un centro de reconocido prestigio.

Cuidar el cuerpo ayuda a sentirse mejor: practica ejercicio

Como bien saben en el centro psicológico referenciado, el ser humano es un ente completo en el que hay que trabajar tanto la salud física como la mental para conseguir un estado de bienestar continuado.

Cuidar de nuestro cuerpo nos ayuda no solo a mantenernos en forma, sino que también repercute en la imagen que tenemos de nosotros mismos y nos ayuda a ganar en seguridad. Cada cual debe buscar su propia fórmula para ejercitarse, bien sea saliendo a correr, acudiendo a un centro especializado o haciendo pesas rusas en casa, como las Kettlebell swing que se encuentran en kettlebell y que tienen muy buenas referencias.

Para aquellos que no lo sepan, este tipo de pesa consiste en una bola de acero fundido o hierro que cuenta con un mango en su parte superior para poder asirla, de modo que para ejercitarnos debemos realizar contrapeso. Su origen se remonta al siglo XVII, aunque en sus comienzos su uso era bien distinto, ya que se utilizaban como contrapeso para pesar el trigo u otros cereales y alimentos.  Pero pronto se dieron cuenta de que estas pesas podían utilizarse también para ejercitarse y poco a poco se fueron incorporando al mundo del deporte hasta llegar a nuestros días.

No olvides que somos lo que comemos

Cuidar de nuestro cuerpo incluye también forzosamente llevar una dieta equilibrada, donde la cantidad de nutrientes y calorías que ingerimos sea directamente proporcional a los que nuestro cuerpo necesita para funcionar correctamente. Desgraciadamente, el modo de vida sedentario que llevamos en occidente, unido a una alimentación poco equilibrada, donde abundan los platos precocinados, las harinas refinadas y los productos altamente procesados, ricos en grasas y azúcares, hace que la balanza se incline hacia el lado del sobrepeso.

Para volver a equilibrarla, se necesitan dietas específicas que nos hagan perder peso en momentos puntuales, que si bien no son un estilo de alimentación a seguir, si que nos ayudan a perder algunos kilos de más para que posteriormente hagamos el esfuerzo de mantenernos en un peso saludable.

Algunas de las más famosas son la dieta de la piña, que asegura que se adelgaza 5 kilos en 3 días, o la dieta de la piña y el atún. Estas dietas son ideales para recuperarnos de los excesos, ya que son muy depurativas y gracias a ellas eliminamos gran cantidad de toxinas.

Como suele ocurrir con las dietas que son muy restrictivas, ofrecen buenos resultados y muy rápidamente, pero no es aconsejable realizarla durante más de 5-6 días seguidos, pues podríamos poner en grave peligro nuestra salud.

Sin embargo, aunque las mono dietas han sido muy criticadas y algunas gozan de mala fama, esto es principalmente debido a que sus seguidores cometen excesos y amplían la duración a más espacio de tiempo del establecido, sufriendo por tanto carencias nutricionales considerables.

Se trata, como decimos, de dietas de carácter puntual que nos ayudan a desintoxicarnos y, de paso, perder algunos kilos de más. Ideales para realizarlas tras las vacaciones y volver al estado en el que nos encontrábamos antes de irnos, por ejemplo.

Una vez realizada la dieta, siguiendo exactamente las pautas que nos recomienda, debemos volver a una alimentación sana que incluya todos los grupos de alimentos, sin excesos para no engordar, pero sin sufrir deficiencias que nos debiliten y que mermen nuestra salud y nuestro estado de ánimo. Una correcta alimentación es aquella que nos proporciona la vitalidad necesaria para afrontar todos los retos diarios a nivel físico y mental.

¿Y tú? ¿Qué haces para cuidarte? ¿Cómo afrontas las cargas diarias y el exceso de responsabilidad al que estamos sometidos en demasiadas ocasiones?

Esperamos que de la mejor de las maneras posibles; con una buena dosis de sentido del humor y cuidando de tu cuerpo y mente para ganar todas las batallas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.