psicologos madrid
General

Cómo mejorar la salud en la oficina

Los trabajos de oficina están considerados como los más cómodos que se pueden encontrar. En parte, porque no exigen un desgaste físico excesivo, sino que se trata más de actividades mentales. Sin embargo, las tareas de oficina pueden ser extenuantes, hasta el punto de causar problemas de salud bastante importantes. El estrés o la postura en la que se pasan varias horas al día hacen que muchas veces quienes tienen estos trabajos sufran dolores intensos, además de otros trastornos que requieren atención. Veamos algunas pautas para cuidar la salud en caso de que trabajes en una oficina.

El control del estrés y la ansiedad

Trabajos contrarreloj, reuniones extenuantes y otros aspectos frecuentes en las tareas de oficina causan el principal problema de salud para quienes se dedican a ellas. Todos tenemos estrés, aunque en algunos casos es tan intenso que puede causar episodios de ansiedad. Algunos síntomas de este problema son falta de concentración, dificultades para dormir, dolores de cabeza, mareos o taquicardias, todos ellos muy peligrosos si no se atienden como es debido.

En caso de que se presenten estos síntomas, es muy importante acudir a un especialista. Los psicologos Madrid pueden ayudar a recuperar la sensación de control necesaria para evitar la ansiedad y reducir el estrés. A menudo hay ciertas reticencias a hacerlo por la idea de que solo se tiene que ir a la consulta cuando no hay más remedio, pero es mucho mejor tomar medidas antes de que el problema vaya a más.

Escoger una silla de trabajo adecuada

Una de las características del trabajo en oficinas es que se pasan muchas horas en una silla. Sin embargo, lejos de ser lo más cómodo del mundo, hay estudios que muestran que pasar varias horas seguidas sentados afecta a la salud. Los músculo, huesos e incluso el sistema circulatorio pueden sufrir las consecuencias, en especial si la silla que se utiliza no es la adecuada.

Lo mejor es utilizar una silla que se ajuste a las necesidades de cada uno, que incorpore prestaciones de reducción de estos problemas. Para eso están las sillas ergonomicas oficina, que ayudan a prevenir dolores y molestias corrigiendo la postura del cuerpo mientras estamos sentados. Así no solo se trabaja mejor, sino que se puede conseguir un mayor rendimiento en el trabajo, lo cual merece la pena destacar.

Hacer ejercicio

Además de tener una silla adecuada, es muy importante evitar el sedentarismo para acabar con los dolores de espalda y otros problemas de salud. Por eso, se recomienda levantarse de vez en cuando y dar al menos unos cuantos pasos por la oficina. De este modo se activa el sistema circulatorio y se puede aliviar la carga sobre los hombros y la columna, que son los dolores más frecuentes relacionados con la espalda, como se destaca aquí.

Basta con moverse de forma regular para reducir tanto los dolores como las posibles molestias que pueden aparecer. Incluso si no se notan estos, es mejor hacerlo porque a medio y largo plazo el cuerpo estará mucho mejor. Esperar a notar estos problemas para tomar medidas puede suponer que sea tarde, y que a pesar de mejorar, haya ciertos problemas que no se puedan reparar.

salud oficina

Aunque no solo es suficiente con levantarse de la silla. También es importante programar sesiones de ejercicio regular si debido al trabajo no se tienen una actividad que requiera esfuerzo físico. Salir a caminar 20 minutos al día, montar en bicicleta o nadar ayudar a cubrir las necesidades que tienen el cuerpo en materia de salud, ya que uno de los principales problemas de hoy día es el sedentarismo.

Estos 3 consejos te ayudarán a sentirte mejor si desarrollas tu actividad laboral en un puesto de oficina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.