Lograr un cuerpo perfecto
General

Liposucción: solución eficaz para lograr un cuerpo perfecto

Mejorar la apariencia física es una de las preocupaciones más comunes. Acabar con esos defectos que tanto disgustan y que tal vez son los causantes de complejos y de baja autoestima, es el objetivo. Algunos factores importantes como llevar una dieta equilibrada, realizar actividad física y la ayuda de profesionales cualificados, es la forma más saludable de lograrlo.

Otra de las alternativas sería someterse a una cirugía estética, como la liposucción. Aunque es una decisión que no debe tomarse a la ligera, es una de las maneras más eficaces de conseguir esa figura tan ansiada.

¿Para qué sirve la liposucción?

Se trata de una de las intervenciones quirúrgicas más demandadas en todo el mundo, aparte de ser la más eficaz y segura. Este método consiste en remodelar la silueta por medio de la extracción de grasa de algunas zonas específicas del cuerpo. No es una técnica compleja, se hace a través de pequeñas incisiones por medio de finas cánulas para extraer el tejido adiposo.

Lo más común es practicar una liposucción en zonas donde suele acumularse una mayor cantidad de grasa como en las caderas, muslos o abdomen. También, permite eliminar tejido adiposo de partes más pequeñas del cuerpo y que son un poco difíciles de trabajar, como la papada, los tobillos y rodillas.

Al ser una operación quirúrgica, se deben seguir ciertos pasos previos a esta intervención, como realizarse pruebas preoperatorias para determinar si la persona puede o no someterse a la liposucción. Es muy importante ser consciente que una liposucción no es la milagrosa solución para la obesidad, sino una intervención quirúrgica que extrae grasa localizada.

Esta cirugía estética requiere, obviamente, de especialistas con experiencia, pero también es imprescindible contar con un equipamiento de precisión, ya que se requiere el uso de anestesia general en la mayoría de los casos. Cada vez son más los hombres y mujeres que la solicitan, porque los resultados se pueden apreciar de inmediato. Es segura y lo mejor es que su tiempo de recuperación es corto.

¿De qué va a depender el precio de una liposucción?

Los aspectos que influyen en la suma a invertir en una intervención quirúrgica de ese tipo son la cantidad de grasa, las características del paciente, la fisonomía y cómo se quiere remodelar el cuerpo. Lo que quiere decir que el precio es variable.

También, el precio va a estar sujeto a la complejidad de la operación y a las condiciones que pueda presentar el paciente. Mientras más tiempo requiera en el quirófano, el precio liposucción será más elevado. Es casi imposible definir un precio, ya que cada caso se debe estudiar para luego dar un presupuesto personalizado.

Liposucción una solución eficaz

Una liposucción sencilla puede estar entre 800 y 1.000 €, si la extracción de grasa es en varios puntos, lo que requiere permanecer más tiempo en el quirófano, puede oscilar entre los 1.000 y 4.500 €. El precio de una liposucción de gran magnitud sería aproximadamente de 7.000 €.

Al conocer los precios en el mercado, debe tenerse claro qué tipo de liposucción desea realizarse y a qué especialistas acudir. Lo recomendable es escoger un centro quirúrgico de confianza, y que la operación la realice un cirujano con experiencia. Como toda intervención, existen algunos riesgos, así que no es aconsejable que, por ahorrar un poco de dinero, el paciente acuda a cirujanos que no sean de renombre.

Los tipos de liposucción más demandados

Hay muchas formas de extraer grasa localizada. La intervención quirúrgica puede llegar a durar entre una hora y tres horas, dependiendo de la técnica que se emplee. Por ejemplo, la liposucción ultrasónica es una técnica que se basa en ondas sonoras, es ideal para combatir la celulitis, ya que deshace la grasa que se quiere eliminar y la transforma en líquido para luego ser extraído.

Una de las técnicas que goza de gran popularidad hoy en día es la liposucción láser o lipoláser. Es un procedimiento no invasivo, se realiza a través de un equipo de alta definición que utiliza láser para disolver la grasa en lugar de succionarla como ocurre con la liposucción convencional. En su lugar, la transforma en una sustancia aceitosa que luego la reabsorbe el propio cuerpo.

Esta intervención es ambulatoria, ideal para los depósitos de grasa mínimos, en zonas donde la liposucción tradicional difícilmente puede llegar, o para tratar las zonas de grasa fibrosa, como por ejemplo la parte superior del abdomen o la espalda.

La intervención puede durar un máximo de dos horas. No es dolorosa y su recuperación es relativamente corta, el mismo día del procedimiento, el paciente puede regresar a su casa y transcurridas 24 horas, realizar las actividades cotidianas sin ningún impedimento físico. Es por esta razón que es una de las más demandadas.

Mitos y verdades

Hay muchos mitos, falsas creencias y verdades acerca de la liposucción. A continuación se aclaran algunos de ellos:

  • La liposucción se realiza para bajar de peso: esto es falso, ya que esta técnica es para la pérdida de grasa, no para bajar de peso. Para pacientes que sufren de obesidad o sobrepeso, deben realizar otros métodos un poco más drásticos, como la manga o el balón gástrico.
  • Dura para toda la vida: se puede decir que sí, siempre y cuando se siga una alimentación saludable y se realice una rutina de ejercicios que permitan que esa grasa eliminada no vuelva a aparecer. Esta técnica ayuda a eliminar la grasa acumulada en las zonas donde la dieta y el ejercicio no habían sido efectivas, pero si el paciente se descuida, se podrían generar nuevos depósitos adiposos.
  • Es un procedimiento peligroso: esto es falso. La liposucción, al igual que cualquier intervención quirúrgica, puede tener ciertas complicaciones si no se eligen a los cirujanos o centros de calidad que garanticen que el procedimiento es seguro.
  • Se elimina la celulitis: aún cuando se puede mejorar la apariencia de la piel al eliminar parte del tejido adiposo, es falso que la liposucción acabe con la celulitis. Para esto se necesita realizar otro tipo de método, como la mesoterapia, y así eliminar de una vez por todas la antiestética piel de naranja en ciertas partes del cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.