Como limpiar y mantener el cuarto de bano
General

Mantén tu cuarto de baño siempre a punto

El cuarto de baño es un elemento fundamental del hogar y es una de las áreas que mayor limpieza requiere. Por esa razón es necesario conocer cuáles son las reglas generales de mantenimiento de este espacio y así poder garantizar su higiene, así como la belleza y el buen funcionamiento de las piezas de grifería.

Hoy vamos a darte algunos consejos para que el cuarto de baño se mantenga reluciente como el primer día y, además, conocerás algunos trucos para que la grifería del cuarto de baño permanezca como nueva.

¿Cómo limpiar y mantener el cuarto de baño?

A continuación, te damos unas pautas a seguir para llevar a cabo la limpieza y el mantenimiento en general de tu cuarto de baño.

Limpieza del bano

Mantén el orden y la periodicidad en la limpieza

El cuarto de baño es visitado a diario por todos los miembros de la familia, por lo cual resulta importante establecer una rutina de limpieza que permita garantizar las condiciones adecuadas de higiene que ayuden a mantener salud de los usuarios.

La limpieza básica del baño debería tener una periodicidad de cada dos días y el mantenimiento general debería completarse una vez a la semana.

Utiliza los productos adecuados

Es necesario hacer una selección de los productos de limpieza, evitando utilizar aquellos que contengan ácido clorhídrico, fórmico, acético o fosfórico entre sus componentes, ya que resultan corrosivos para las griferías.

Tampoco es adecuado mezclar diferentes tipos de detergentes porque las reacciones químicas que se crean pueden ser perjudiciales para los metales, las superficies cerámicas y también para la salud de la persona que realiza la limpieza.

No utilizar utensilios que resulten abrasivos

No se deben utilizar instrumentos abrasivos como esponjas metálicas o cepillos de cerda gruesa, ya que causan daño sobre las superficies, creando grietas que corroen el material y facilitan la acumulación de bacterias, en especial en las piezas de grifería.

Además, el uso de materiales y utensilios abrasivos hace que la acción del detergente utilizado sea mucho más intensa y se multiplique el desgaste.

Aprende a deshacerte de las manchas

Es necesario aprender a eliminar las diferentes manchas según el tipo de material de la grifería. Para sacar manchas de cal en acero, el agua caliente con lavandina es suficiente y el sarro puede ser eliminado con bicarbonato y zumo de limón.

También es útil el vinagre caliente en griferías esmaltadas, ya que no es tan corrosivo como los detergentes, pero es suficientemente fuerte para remover la cal y otras manchas en pocos minutos y sin mucho esfuerzo.

Seca los grifos cada vez que los utilices

Es necesario evitar la cal que opaca las piezas de grifería y colabora con su deterioro. Para esto, es importante secar bien las piezas después de utilizarlas y no permitir que las canillas goteen, además de enjuagar siempre las manchas de jabón y cualquier otro producto.

Frotar sobre la superficie con papel y harina de trigo puede ser muy útil para sacarle brillo a las piezas de baño de forma casera, no abrasiva y hacer que se recupere su aspecto nuevo y brillante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.