El Mito de Isis y Osiris

El mito de Isis y Osiris

Entre algunos de los muchos relatos del Antiguo Egipto, está el mito de Isis y Osiris como uno de los más famosos, en este un antiguo soberano (antes de la llegada de los Faraones) llega a la inmortalidad, y la envidia, la codicia y el amor se entremezclan en una historia fantástica.

Inicio de la historia

La historia inicia cuando Geb, el dios creador, concede a Osiris, su hijo y el dios egipcio de la resurrección; regir en la Tierra bajo el título de Rey junto con su esposa y también hermana Isis.

Se dice que el reinado de Osiris fue de gran prosperidad por lo que se le atribuye haber enseñado al hombre la agricultura, la minería, orfebrería, escritura, arquitectura, y astronomía. A Isis se le atribuye la magia, cocina, el tejer, pintura, música y por último la danza. Al ser fémina también fue adorada como la madre y esposa ideal para todos los egipcios.

El Mito de Isis y Osiris

Una noche, Osiris, después de una larga jornada laboral en el reino llega a descansar y se acuesta en su cama con Neftis, la esposa de Seth, su hermana y gemela de Isis, razón por la cual le confunde con su esposa. Neftis aprovechaba su apariencia para engañar a Osiris, haciéndose pasar por Isis. Gracias a este acto, nace su primogénito Anubis.

Por temor a que la venganza se tornara contra Anubis, Neftis lo cría en secreto. Sin embargo, Seth llega a enterarse del suceso y decide tomar en venganza en contra de  Osiris por tan terrible acto.

En otras versiones de la historia, Seth simplemente toma represalias contra su hermano por envidia, puesto que durante una de sus salidas por el reino para enseñar a los egipcios sus dones, deja a cargo a su esposa Isis. De igual forma, la historia le lleva a elaborar un plan para aniquilar a Osiris y terminar con su reinado, pues Seth era el dios del Caos, de la sequía y el desierto.

El asesinato de Osiris

Cabe destacar que Seth intentó en muchas ocasiones asesinar a Osiris, sin embargo los planes no serían exitosos hasta este momento.

Siguiendo con la primera versión de la historia, se cuenta que el plan de Seth para aniquilar a Osiris era mediante un sarcófago a su medida. Para ello, mandó a elaborar en secreto un hermoso y resplandeciente sarcófago que según se decía estaba bañado en oro y piedras preciosas, sin embargo poseía un conjuro para el que entrara.

El Asesinato de Osiris

Seth invoca una gran reunión y ofrece el sarcófago como un regalo para quien cupiese. Uno a uno cada invitado entraba pero sus medidas no eran las correctas hasta que le tocó el turno a Osiris. Al ser de sus medidas, en el acto el sarcófago se cierra gracias al maléfico conjuro de Seth por lo que Isis no logra reaccionar a tiempo y tampoco Osiris. Con la ayuda de 72 de los secuaces de Seth, logran sellar con plomo derretido el ataúd y lanzarla al río Nilo.

Comienza la búsqueda de Osiris

A raíz de este suceso, Seth usurpa el trono de su hermano Osiris y toma el reinado de Egipto durante ese período. Por temor a que su hermano y nuevo rey de Egipto la tome de esposa, Isis huye al delta del Nilo, lleva un profundo luto por lo sucedido con su amado esposo Osiris.

Sabiendo que era necesario celebrarle los ritos funerarios a su esposo y gracias a la ayuda del dios Tot, emprende la búsqueda del sarcófago. El sarcófago navega por todo el alto Egipto hasta llegar a las costas de la ciudad siria de Byblos. Luego de encallar, de este nace un inmenso árbol de tamarisco que envuelve el sarcófago en su interior.

Se corre el rumor que un hermoso árbol ha crecido en la costa de la ciudad por lo que el rey Malcrando va a corroborar dicha noticia. Al ver al inmenso árbol queda anonadado por su majestuosidad y manda a cortarlo para convertirlo en una de las columnas de su palacio.

La Busqueda de Osiris

Del otro lado del mar, Isis continua en la búsqueda de Osiris, su amado, se le unen su hijastro Anubis, dios chacal, quien sobrevivió de las represalias de Seth, y su madre Neftis. Gracias a la magia y el olfato de Anubis logran ubicar el sarcófago en el reino de Malcrando y Astarté en Siria.

Al enterarse de esto Isis, se transforma en una de las criadas del único hijo de los reyes, quien  se encontraba enfermo para ese momento. Durante su estadía en Byblos, Isis se encariñó con el hijo de los reyes por lo que le llegó a curar y, por una acto de compasión, decide ofrecerle la vida eterna quemando sus partes mortales.

La reina Astarté al desconocer cómo su hijo logró curarse, duda y comienza a espiarla con el fin de descubrir qué hacía la criada para darle la salud a su hijo. Al ver que su hijo era lanzado en las brasas, lo rescata deshaciendo la ofrenda de inmortalidad al niño. Luego de este evento, Isis recupera su forma sorprendiendo a Astarté quien, al ver que estaba delante de una diosa, decide que todo el reino debe postrarse delante de ella, entregándole muchos regalos, ofrendas y sacrificios.

Entre todos los regalos que le ofrecieron, la diosa solo quería el hermoso árbol que estaba en la columna, el cual le fue otorgado. Luego de recoger el ataúd, el rey Malcrando le ofrece un barco para que ésta junto con su hermana y su hijastro Anubis, regresen a Egipto.

Al rescate de Osiris nuevamente

Una vez que llegan al delta del Nilo, Isis logra darle vida con su magia por poco tiempo a Osiris. A raíz de ello, consigue fecundarla para que meses después naciera Horus, el cual sería el encargado de vengar la muerte de su padre contra Seth.

Luego, Isis esconde el sarcófago hasta que el mismo Seth, en medio de una cacería de jabalíes, logra avistar casualmente al sarcófago donde se encontraba Osiris. Tal es su furia que logra desmembrar su cuerpo en 14 partes (algunas versiones mencionan 42) las cuales esparce por el reino.

La Historia Isis y Osiris

Isis al enterarse de lo sucedido, emprende nuevamente una búsqueda con la ayuda de hermana y su sobrino/hijastro con la intención de juntar las partes del cuerpo de Osiris. Luego de una larga travesía, Isis lograr reunir los miembros de su esposo, excepto el falo, el cual fue comido por los peces oxirrinco y lepidoto. Con la ayuda de Anubis y de Tot, lograron embalsamar a Osiris (la primera momia de Egipto) e iniciar los ritos fúnebres hacia al más allá en busca de la inmortalidad, costumbre que los egipcios mantendrían.

Horus, ya crecido, decide enfrentar a su tío Seth para vengar la muerte de su padre. En una de las duras batallas, Horus pierde un ojo (Udyat) y Seth uno de sus testículos, hasta que por fin logra recuperar el trono, convirtiéndose en el primer Faraón de Egipto.

Horus decide presentar su ojo perdido como ofrenda a su padre, éste renace y a partir de ese momento, Osiris se convierte en dios del Inframundo y junto a Anubis, instauran el rito del Juicio de Osiris a las almas que deseen buscar la inmortalidad según sus actos en vida.

Finalmente, Seth reconocería a Horus como faraón y la paz y prosperidad volvería nuevamente al país.

También te puede interesar nuestro articulo sobre Odín, Dios de la Mitología Nórdica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.