laboratorio de analisis e investigacion
General

Los 5 instrumentos y procesos más importantes que debe haber en un laboratorio de un centro de enseñanza

En cualquier centro de enseñanza, ya sea profesional o a nivel de escuela de secundaria, debe haber algún laboratorio científico que anime a todos los estudiantes a interesarse por la ciencia y el estudio de la vida y nuestro planeta en general.

Para que los laboratorios sean lugares donde a los estudiantes les motive aprender, es muy importante que estos cuenten con material de laboratorio específico, de forma que puedan ver los resultados directos de sus acciones en el aula.

Los 5 instrumentos y procesos más importantes que debe haber en un laboratorio de un centro de enseñanza

El material científico en un laboratorio es imprescindible para poder ofrecer una educación de calidad, pero sí es verdad que, muchas veces existen dudas sobre qué materiales comprar o qué procesos realizar durante las clases.

Para que todas estas dudas queden despejadas, hoy hemos querido prepararos un post integral en el que intentaremos abordar cuáles son los cinco instrumentos y procesos más importantes que debe haber en cualquier laboratorio de un centro de formación.

Los instrumentos imprescindibles

Dentro de esta sección, os explicaremos un poco más cómo son cinco de los instrumentos más importantes que debería haber en cualquier laboratorio de un centro de enseñanza: el microscopio, el mechero de Bunsen, el vaso precipitado, el baño termostático de agua y el tubo de ensayo.

Microscopio

El microscopio podríamos decir que es el rey de los instrumentos en un laboratorio de cualquier escuela. Es una herramienta imprescindible, ya que gracias a ella podemos observar prácticamente cualquier objeto que no podríamos ver a simple vista. Además, gracias a sus dos o más lentes, podremos ver ese objeto aumentado de forma totalmente precisa.

Mechero de Bunsen

El mechero de Bunsen es también uno de los instrumentos más útiles en un laboratorio, aunque no tenga tanta fama como un microscopio, por ejemplo. Este mechero se utiliza, básicamente para calentar cualquier tipo de muestra o sustancia.

Consta de dos partes: un tubo vertical y un pie que ayuda a que fluya el gas. Además, también cuenta con un regulador que nos permite controlar la intensidad de la llama.

Vaso de precipitados

Básicamente el vaso de precipitados en un contenedor de líquidos y sólidos de vidrio, con forma cilíndrica y con la base totalmente plana. En un vaso de precipitados podemos echar prácticamente cualquier sustancia química, desde plástico a simple agua; una vez esté el material en el vaso, podremos tratarlo con frío, con calor, mezclarlo con otras sustancias o disolverlo, entre otras muchas opciones.

Baño termostático de agua

El baño termostatico, también conocido como el baño maria de laboratorio, baño de agua o baño serológico, es un instrumento compuesto por un equipo eléctrico y que es utilizado, sobre todo, en laboratorios químicos. Esta herramienta se usa normalmente para transferir el calor a una determinada sustancia de manera indirecta.

Tubo de ensayo

Otro de los grandes clásicos de cualquier laboratorio es el tubo de ensayo. Este instrumento, fabricado en vidrio, se utiliza en todo tipo de laboratorios para contener sustancias, mezclarlas o someterlas a estudio. Por lo general, los tubos de ensayo tienen forma cilíndrica, con uno de los extremos abierto y el otro cerrado (con forma cóncava).

Los procesos más habituales

Dentro de un laboratorio de un centro de enseñanza  se llevan a cabo a diario varios procesos muy comunes y que nos ayudan a acercar a los alumnos a una visión más realista de lo que es un laboratorio. En el día de hoy, veremos los cinco procesos más habituales que se dan en los centros de formación: la separación de mezclas, el análisis clínico, la centrifugación, la destilación y la precipitación.

Separación de mezclas

La separación de mezclas consta de una serie de métodos que someten a ciertos elementos a un tratamiento que permite separar los componentes que los forman. A partir de esta separación de mezclas, se pueden obtener diferentes sustancias para analizar, dependiendo del elemento a estudiar.

Análisis clínico

El análisis clínico, también conocido como prueba de laboratorio es un proceso que se sigue para identificar ciertos patrones biológicos que pueden ser parte, por ejemplo, de un ensayo médico. Después de realizar el propio análisis clínico, se extraen los resultados y se procede a la interpretación de los mismos.

Centrifugación

A través del proceso de centrifugación podemos enseñar a los alumnos a separar las diferentes sustancias que componen una sustancia. El sistema consiste en girar rápidamente la mezcla para conseguir que, por ejemplo, podamos separar sustancias líquidas de sustancias sólidas.

Destilación

La destilación es uno de los métodos más utilizados cada día dentro de un laboratorio. A través de la destilación se puede purificar casi cualquier tipo de líquido, así como descomponer ciertas mezclas para estudiar sus componentes por separado. En este caso, la separación o purificación se lleva a cabo a través de la ebullición.

Precipitación

Finalmente, el último proceso que nos parece reseñable resaltar es la precicipación. A partir de este sistema y a través de una reacción química, se pueden obtener componentes sólidos a partir de disoluciones líquidas. Este proceso se lleva a cabo para separar componentes de determinadas mezclas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.