La era del meme
General

La era del meme, su valor como documento cultural

Cada día recibimos decenas de memes en whatsapp o los vemos en nuestros perfiles de redes sociales. Vivimos en la era del meme, y en la de las fake news, y ambas prácticas tienen algo en común, se trata de contenido o información de digestión rápida que se viraliza y se comparte rápidamente.

En el caso de los memes, los usuarios los comparten y reenvían porque son creativos, graciosos, virales, pero sobre todo porque son irrelevantes. Como las fake news, estas más peligrosas, no cabe duda, los memes son un producto de la cultura cibernética actual que ha llegado para quedarse.

Los memes, como se conocen en la actualidad, son un producto de la era digital, en la que es posible manipular imágenes, textos, audios y otros elementos multimedia y enviarlo a través de internet, bien en redes sociales o en sistemas de mensajería instantánea.

¿Qué es el meme y de dónde procede su nombre?

El concepto de meme es una referencia de orden teórico de la categoría que desarrolló Richard Dawkins en su libro «El gen egoísta», en el año 1976. Ahí se plantea que el meme es una idea básica de transmisión de la cultura.

Según Dawkins, es un comportamiento, una idea, una conceptualización simbólica que acaba expandiéndose y reproduciéndose en el orden cultural para reconfigurar la forma de entender la realidad, pensarla o recibirla. Así lo describe Jorge Alberto Hidalgo Toledo, especialista en comunicación.

Desde hace unos años todos reconocemos memes que se han vuelto absolutamente virales, como el «y lo sabes» con la cara de Julio Iglesias, el «Hulio» del futbolista Joaquín o el «la he líao pardo» de la joven socorrista que se equivocó con los productos de limpieza de una piscina.

En la actualidad, los memes no dejan de ser material de fácil reproducción, que tienen como base el humor en cualquiera de sus formas y que viven gracias a la lógica de cultura participativa y la facilidad que tenemos las personas de estar continuamente comunicados entre nosotros con los smartphones.

Negocios tras los memes

Este éxito de los memes está siendo aprovechado por muchas empresas, que han convertido estas imágenes o contenido cultural multimedia en una gran estrategia de marketing publicitario y político. Importantes agencias se dedican a la comercialización de memes y sus expertos se forman a través de cursos y talleres.

En internet la imagen y el contenido audiovisual es fundamental. Son muchas las páginas web en las que se alojan decenas de imágenes bonitas, divertidas, emotivas, de amor. Uno de estos blogs de imágenes es Frasesparami.com, en el que encontramos imágenes con frases de todo tipo de temáticas.

Para convertirse en un buen «memero» lo que se requiere principalmente es mucho ingenio y un conocimiento profundo en el funcionamiento de redes sociales y tendencias, para estar siempre actualizados. El manejo de programas especiales en diseño es de ayuda, pero lo más importante es la creatividad y el espíritu canalla e irreverente de los creadores.

Redes

Los memes, objeto de estudio por la Biblioteca Nacional

El fenómeno del meme es tan impactante que desde hace años la Biblioteca Nacional está conservando estas imágenes con el objetivo de «preservar el patrimonio documental» de internet en España.

Desde el año 2014, la Biblioteca Nacional cuenta con recursos propios y un equipo de trabajadores para conservar estos contenidos digitales que se generan en plataformas privadas y que sirvan de expresión cultural de esta era para su consulta en las próximas décadas.

Desde las administraciones del Estado en como algo positivo que una entidad pública se preocupe por preservar contenidos web. Al igual que las bibliotecas durante siglos han conservado documentos de todo tipo sobre soportes varios y de distinto contenido, preservar el carácter efímero de la información en internet resulta ahora relevante pues de este modo podrán saber en el futuro cómo era la realidad actual.

Memes, gifs, vídeos que se viralizan… aunque puede parecer que hablamos de algo trivial y que solo sirve para echarse unas risas, la realidad es que el ingenio es una muestra de sabiduría, y lo que hay tras todas esas expresiones no es más que muestras de ingenio. Vivimos en la era del meme, y a buen seguro que mientras has estado leyendo este artículo ya te ha debido llegar un último meme a través de whatsapp.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.