El arte de cuidar el cuerpo
General

El arte de cuidar el cuerpo

¿Cuidamos nuestra alimentación? ¿Y nuestra higiene dental? ¿Acudimos a un profesional que con masajes y ejercicios rehabilite alguna zona dañada de nuestro cuerpo? Los españoles suspendemos en las asignaturas figuradas de dietética y nutrición, cuidado y mantenimiento de los dientes y resolución de lesiones, pero nunca es tarde para empezar.

Hábitos saludables desde casa, comenzando por el cuidado de la boca y un plan de nutrición

El arte de cuidar el cuerpo, de cultivarlo, comienza por lo más obvio: por el principio. Y la puerta de entrada a nuestro propio cuerpo es la boca. La gente se sorprende de la cantidad de problemas de salud que podemos ahorrarnos tan sólo con acudir regularmente a una clínica dental. Si por la boca muere el pez, en contraposición, por la boca vive el hombre.

Sin embargo, los españoles no nos distinguimos precisamente por el cuidado de los dientes. Casi el sesenta por ciento de la población en este país (58,6%) no se cepilla los dientes tres veces al día; un tercio lo hace sólo una vez al día, y menos de un 25%, uno de cada cuatro, usa el hilo dental de forma constante. Lo más preocupante: seis de cada cien no se cepilla nunca los dientes, proporción que aumenta a uno de cada cinco en las personas mayores de sesenta y cinco años, según datos del sector.

De ir al dentista, mejor no hablar. La mitad de la población española no va nunca; casi uno de cada cuatro va una vez al año y el otro cuarto, o un poco más (un veintisiete por ciento), va cada seis meses. La esperanza es que la población juvenil acude con más frecuencia a revisarse la dentadura, proporción que aumentaría si los españoles conociéramos mejor a los profesionales de la salud bucodental.

Teniendo en cuenta todos los datos adquiridos previamente, se demuestra claramente que el mejor hábito para obtener un buen cuidado de nuestra salud, comienza pues, por conseguir los mejores cuidados para nuestros dientes, bien llevando a cabo prácticas saludables en el hogar como la limpieza básica de los mismos, o bien acudiendo a un dentista de forma regular para solucionar cualquier pequeño problema que pueda derivar en algo peor.

Conceder una oportunidad a un nutricionista para el cuidado general del cuerpo

Y si de salud y hábitos hablamos, relacionados con la boca, queda claro que además de cuidar los dientes, también será necesario cuidar de forma especial el tipo de dieta que ingerimos de manera habitual. Estamos faltos de una buena educación dietética que podríamos adquirir con el asesoramiento de un nutricionista personal, que sería nuestro coach nutricional.

Los españoles comemos muy mal, según los expertos. Nos levantamos con sueño por no dormir lo suficiente, y con prisas porque apuramos estar en la cama hasta el último segundo, casi sin tiempo para desayunar. Por tanto, desayunamos mal y atropelladamente, con apenas un café. Sin alimento en el cuerpo, llegamos a la hora de comer con mucha hambre, hora de comer que suele ser posterior a la media europea. Tampoco tomamos nada a media tarde y nuestras cenas son más abundantes y tardías de lo aconsejable. En consecuencia, la digestión que hacemos es más pesada, lo que nos impide conciliar el sueño, nos provoca dormir poco y vuelta a empezar. Así, todas las mañanas.

Hábitos saludables

Y es que cuidar la salud del cuerpo es una actividad a la que no dedicamos todo el tiempo que sería deseable. Sin embargo, es algo que va mucho más allá de una costumbre, es toda una filosofía de vida. Desde la antigüedad, las mentes más reconocidas del pensamiento advirtieron ya de su importancia, Aristóteles o Juvenal dieron testimonio de ello en sus escritos.

Parafraseando esta última afirmación, en España se popularizó el dicho “men sana in corpore sano” para aludir, con cierta dosis de humor, a los beneficios que reporta para la salud, ingerir fruta cada día.

¿Dieta vegana?

En los últimos años se está poniendo de moda seguir una dieta vegana, que no incluye productos de origen animal como la carne o el pescado, ni tampoco leche, queso, huevos o miel. Hay veganos que tampoco cocinan las verduras, siguen la dieta denominada “crudivegana”; todos ellos consideran que la dieta vegana produce multitud de efectos beneficiosos para la salud.

Ahora bien, seguir una dieta vegana no es sencillo si se quiere seguir en serio. Lo mejor es dejarse aconsejar y seguir los consejos de especialistas que faciliten recetas veganas

Ser vegano era un exotismo hace tan sólo un lustro, se consideraba que era una rareza propia de hippies y ecologistas extremos, pero hoy en día es una tendencia de comportamiento nutricional en ascenso. Según el informe “The Green Revolution” (La Revolución verde), realizado hace dos años por la consultora Lantern, el 7,7% de la población española se considera ‘veggie’, entre los que el 0,2% son plenamente veganos, el 1,3%, vegetarianos y el 6,3% flexitarianos, o personas que siguen la llamada dieta del equilibrio.

La mayoría de las personas que siguen una dieta vegana se declara animalista (21%), motivados por contribuir a la sostenibilidad y cuidar de la ecología, concienciados de que hay que cuidar la salud (17%). Afirman que su estilo nutricional contribuye a reducir las emisiones de la industria alimentaria en un 63%, lo que equivale a contribuir a que haya un planeta más limpio.

Fisioterapia

La fisioterapia, la terapia física y la terapia ocupacional son especialidades de una misma rama de la medicina, que se estudian para reparar y restaurar la movilidad física de las personas que hayan sufrido alguna contusión, trauma físico o daño ocasionado por una mala postura.

Hubo un momento en que acudir a una clínica de fisioterapia se confundía con ir a un masajista y se consideraba un signo exterior de tener un estatus social alto, pero la fisioterapia es un recurso muy común de la medicina de hoy en día. No obstante, hay personas reacias a acudir a un fisioterapeuta, por temor a padecer dolores durante un ejercicio físico forzado enfocado a la rehabilitación y recuperación de la movilidad de una parte del cuerpo.

Existen profesionales especializados con una gran experiencia  que nos sacarán de este error y que, además, nos darán consejos para alcanzar el bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.