Construcción sostenible
General

Construcción sostenible: casas de madera

Una de las principales características que tienen las casas de madera es que, aparte de ser económicas, también son ecológicas. No solo son una gran alternativa a las casas hechas con ladrillos u otro tipo de materiales, sino que además se está haciendo un favor al medio ambiente. Esto último que estamos diciendo es algo que muchas personas tienen en cuenta en el momento de elegir casas prefabricadas.

Otro de los aspectos que se deben tener de las casas de madera es que su estructura es muy romántica porque están hechas a partir de troncos. Esto es algo que le da una sensación muy especial. Son muchas las personas que eligen este tipo de material por lo bien que se ve. Otro de los aspectos claves de la madera es que se trata de un material no muy pesado, lo que permite que sea muy fácil trabajar en él. Por último, destacar que las casas de madera también se consideran móviles, ya que se pueden se pueden desplazar. Es decir, puedes construir la casa de madera en un lugar y trasladarla a otro sin problemas.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, vamos a ver cuáles son las principales ventajas que tienen las casas de madera enfrente a la de otros materiales.

Principales ventajas de las casas de madera

Casa de madera

Se construyen de forma rápida

Esta es una de las grandes características de las casas de madera. Por lo general, en menos de un mes vas a tener tu nueva construcción lista sin problemas, aunque hasta hay casos en que las casas de madera se pueden construir en solo unas dos semanas. Eso depende mucho del proyecto, pero la idea es que veas que las casas de madera se pueden construir de forma rápida.

Si comparamos los tiempos de construcción con otro tipo de materiales, como es el caso del ladrillo, el caso de las casas prefabricadas es único. Por ejemplo, las casas que se construyen con ladrillos acostumbran a tener unos tiempos de construcción de hasta 6 meses. Como puedes ver, es mucho más de lo que se tarda con una casa de madera.

El que el tiempo de construcción sea mucho menor, hace que los costes asociados también sean mucho más baratos, como el caso de la mano de obra. Eso significa que el precio final de las casas de madera es mucho menor que el de las casas de otro tipo de materiales.

Son ecológicas

Una de las grandes ventajas que tiene la madera es que se trata de un material muy ecológico. En el caso de los ladrillos o el metal el proceso para llegar al producto final acostumbra a ser muy contaminante, mientras que en el caso de la madera el proceso en sí es mínimo, por lo que se daña muy poco al medio ambiente.

Lo más seguro es que pienses que la madera que se corta de los árboles no se vuelve a regenerar. La verdad es que empresas que se dedican a la construcción de casas de madera, como es el caso de maestrocasas.es, cuentan con programas de regeneración de la madera de los lugares en donde consiguen este material, por lo que no cortan el círculo natural de la madera.

La madera es un material aislante

Otra de las principales características de las casas prefabricadas de madera es que cuentan con un material muy aislante. Esto se consigue a partir de que el aire no se cuela dentro de las casas gracias a la madera. Por ejemplo, en invierno las casas son capaces de mantener una temperatura interior adecuada, mientras que en verano las mantienen frescas. Eso hace que no se tenga que gastar mucho dinero en calefacción o sistemas de refrigeración.

Desventajas de las casas de madera y falsos mitos

Uno de los aspectos que se debe tener en cuenta con la madera es la humedad, su principal enemiga. Es por eso que se recomienda que se hagan revisiones periódicas de su estado. En el caso que se detecte humedad, es importante tomar medidas con esta parte para que no se extienda y perjudique a la estructura interna.

La madera también tiene una serie de mitos que no son ciertos. Por ejemplo, se cree que se quema de forma fácil. La verdad es que la madera es aislante, por lo que es difícil que se queme por un cortocircuito.

Por último, destacar que la madera es un material muy duradero. Por ejemplo, las casas de madera pueden durar entre 100 y 200 años, habiendo algunos casos en que ha durado más de 500 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.