Conceptos básicos sobre préstamos y créditos
General

Conceptos básicos sobre préstamos y créditos

Antes de lanzarse a solicitar financiamiento, lo mejor es formarse un poco sobre el tema. Al hacerlo, te estarás preparando para evaluar diferentes ofertas y decidir mejor qué producto financiero es más adecuado para ti.

Por eso, en este artículo te ofrecemos los conceptos básicos de préstamos y créditos. Cuando acabes de leerlo puedes comparar ofertas de préstamos y créditos en LoanScouter.

Préstamos y créditos

Préstamo: Es un tipo de financiación mediante el que el prestamista da un dinero al prestatario a cambio de que se lo devuelva, junto a unos intereses, cuando se cumpla un plazo.

Crédito: En este caso se ofrece el acceso al dinero, pero no se tiene porque efectuar el depósito en la cuenta del prestatario. Es decir, el dinero solo se transferirá si y cuándo lo decida el prestatario, si no da este paso, se mantendrá en poder del prestamista y no se generarán intereses.

Intereses: Contraprestación que recibe el prestamista a cambio del dinero. Por lo general se calculan como un porcentaje del dinero prestado que se va acumulando conforme pasa el tiempo.

Tarifa: Son gastos que o bien no van asociados a la cantidad del préstamo o bien no van asociados al paso del tiempo. Un ejemplo típico es la tarifa de apertura que se paga al principio al formalizar el contrato de préstamo.

TAE: Tasa anual equivalente. Es el tipo de interés que debe pagar un prestatario si el préstamo durase un año. Debe incluir todos los gastos necesarios y obligatorios para la concesión del préstamo.

Garantía: Es un activo que el prestatario pone en prenda para que se lo quede el prestamista en el caso de que no le devuelvan el préstamo. El ejemplo más habitual es la hipoteca en cuyo caso la garantía es un inmueble.

Aval: Es el compromiso de un tercero diferente a las partes del contrato de pagar la deuda pendiente en caso de que no lo haga el prestatario.

Registro de morosos: Listado gestionado por una tercera empresa en el que figuran personas con deudas pendientes. Algunas empresas se niegan a ofrecer sus servicios a clientes que estén inscritos en estos registros.

Derecho de desistimiento: Derecho del prestatario a cancelar el contrato sin pagar ningún tipo de tarifa extra. Sin embargo, tendrá que pagar los intereses devengados durante el tiempo que haya tenido el dinero hasta que notificó que iba a ejercer este derecho.

Devengo: Son intereses que se han acumulado durante el tiempo y todavía no se han pagado. Por ejemplo, si una persona debe pagar 120 euros de intereses en un año, cuando llegue el mes de marzo, se habrán devengado los intereses de enero y febrero, es decir, 20 euros.

Ratio de endeudamiento: Es el porcentaje de tus ingresos regulares que se destina a la devolución de deuda. Es uno de los factores más importantes para las entidades financieras a la hora de decidir si aceptan o rechazan una solicitud de financiación.

Cuota: Cantidad, generalmente mensual, que el prestatario paga de forma regular para ir devolviendo el préstamo y/o pagando los intereses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.