Compartir datos móviles
Tecnología

¿Cómo compartir datos móviles con otros dispositivos?

Gracias a los dispositivos Android, se ha vuelto posible que podamos compartir nuestros datos móviles con otros usuarios e, incluso, con nuestro ordenador. La conectividad al internet móvil cada vez es más estable y eficiente, salvo algún problema de cobertura en la zona donde nos ubiquemos, razón por la cual se ha vuelto bastante práctico el compartir nuestros datos móviles.

Esto es posible desde la versión Froyo (Android 2.2) y, ahora, prácticamente todos los dispositivos del mercado permiten hacer “tethering”, es decir, compartir nuestra conexión a internet con otros dispositivos, convirtiendo a nuestro teléfono inteligente en un router. Así podemos dotar de internet a nuestros dispositivos o proveer internet a algún amigo que se haya quedado sin datos.

Función de anclaje a red y zona Wi-Fi

Entre las innovaciones más interesantes que proponen los dispositivos Android, nos encontramos la capacidad de transmitir datos móviles a otros dispositivos, sean teléfonos inteligentes, tablets, ordenadores, portátiles, etc. Esto puede realizarse tanto a través de USB, desde nuestro teléfono hacia el ordenador, y también por medio de Bluetooth, aunque esta es muy poco utilizada.

Conectividad al internet móvil

La forma más popular es por medio de la creación de una Zona Wi-Fi configurable con contraseña. Desde el mismo dispositivo, el usuario puede crear una red, modificar su nombre y contraseña, además de seleccionar el tipo de seguridad que se desea aplicar. De esta forma podemos permitir que otros dispositivos se conecten cuando lo deseemos y compartir nuestros datos móviles.

Ventajas e inconvenientes de compartir los datos móviles

Como ventaja, nos encontramos con lo más evidente: podemos extender nuestra conexión hacia otros dispositivos en caso de que sea imposible conectarse a otra red WIFI, lo cual es bastante útil en determinadas ocasiones. Además, siendo un punto de conexión inalámbrico, podemos desplazarnos a cualquier lugar y aun así mantener al resto de los dispositivos conectados.

Como desventaja, es posible que diferentes usuarios puedan acceder a esta red de manera ilegal, ya que, al igual que ocurre con los router, es posible vulnerar la seguridad del dispositivo y colgarse a la red sin nuestro consentimiento. En vista de esto, es importante visualizar la cantidad de dispositivos conectados y cambiar el nombre y la contraseña de la red con cierta frecuencia.

Otra desventaja importante que se debe considerar es que, cuando compartimos datos móviles, el dispositivo gastará su batería mucho más rápido. En dispositivos antiguos, la batería se desgastaba en minutos y el teléfono se calentaba muchísimo, pero en los actuales el desgaste es bastante inferior, pero aún es posible notar cierto aumento de temperatura.

Esto ocurre principalmente cuando utilizamos el dispositivo y las aplicaciones mientras se encuentra activa la zona Wi-Fi. No obstante, la función de “tethering” resulta muy útil y efectiva. Adicionalmente, tendremos que ser conscientes de que el uso del plan de datos se va a duplicar y es posible que se gasten los megas disponibles mucho más rápido dependiendo del uso de los dispositivos unidos a nuestra red, por lo cual es conveniente medir bien el gasto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.