TPV
General

¿Cómo funciona un datáfono y para qué sirve?

El datáfono ya forma parte imprescindible de la vida de millones de personas y comercios alrededor del mundo. Este dispositivo presenta múltiples beneficios tanto para el consumidor como para el propietario de comercio.

Un datáfono es un dispositivo innovador que desde su creación y venta ha facilitado las transacciones comerciales con tarjetas de crédito o débito entre los consumidores y sus establecimientos comerciales favoritos. No obstante, aunque actualmente su uso está muy extendido alrededor del mundo, aún muchas personas desconocen cómo realmente funciona un datáfono.

¿Qué es un TPV?

El datáfono, también conocido como Terminal Punto de Venta (TPV) es un dispositivo tecnológico que al instalarse en establecimientos comerciales como tiendas, restaurantes, entre otros, permite que los clientes puedan pagar sus compras a través de tarjeta.

Este pequeño terminal compacto ya cuenta con más de 20 años en el mercado. Desde su llegada a España de la mano de la empresa Telefónica han sido muchos los cambios que ha experimentado, adaptándose a la evolución de la tecnología. De esta manera, el datáfono ya no solo funciona mediante red telefónica, sino que además, puede prestar servicio con conexión IP, a través de las redes GSM, GPRS, Wi-Fi, entre otras.

Así funciona el datáfono

Con más de 75 millones de tarjetas de pago circulando en España. El datáfono ya se presenta como un dispositivo de gran utilidad entre los comercios. En concreto, a través de este mecanismo de pago se realicen más de 2.000  millones de transacciones. Es importante aclarar que aunque a simple vista el datáfono funciona como un método de pago fácil y sencillo para los clientes y comercios, en el proceso virtual están involucradas 5 figuras:

  • La entidad bancaria que emite la tarjeta
  • El cliente que paga a través de su tarjeta
  • El establecimiento comercial que cuenta con datáfono
  • El adquiriente, que media entre la tienda y las grandes marcas de tarjetas
  • El esquema de tarjetas, que garantiza que las tarjetas sean legítimas

El datáfono cuenta con lector de tarjeta (ya sea a través de chip o de lectura de banda magnética), un teclado para introducir las claves de seguridad de las tarjetas de los clientes y una pequeña impresora de recibos. Asimismo, para que comience a funcionar como método de pago, es importante que exista una conexión entre el establecimiento y la entidad bancaria, por ello, el dispositivo debe permanecer conectado a Internet, ya sea a través de Wi-Fi, tarjeta SIM, entre otros.

Ventajas de usar un datáfono

Son muchas las ventajas de usar un datáfono, pero cabría destacar las siguientes:

  • Agilizan el proceso de cobro con tarjeta
  • Aumentan la seguridad en el momento de procesar pagos, tanto para el cliente como para el comercio
  • Mejoran los recursos del negocios al ahorrar dinero y tiempo puesto que no hay que gestionar cantidades de dinero en efectivo.
  • Incrementa la comodidad de los clientes puesto que no necesitan llevar dinero en efectivo y, además, pueden financiar sus compras.

El desarrollo tecnológico y el auge de los smartphones en nuestro día a día ha ocasionado que el pago con datáfono evolucione hacia otras modalidades parecidas, como por ejemplo los pagos con bandas magnéticas mediante móviles o tablets, así como el uso de los monederos electrónicos.

Tipos de datáfono disponibles

En la actualidad existen una gran variedad de modelos de datáfonos y es necesario que se analice cuál es la mejor opción para nuestro negocio:

  • Terminal físico: Está pensado para negocios pequeños donde solo haya un punto de venta o cobro. Es un tipo muy simple porque solo hay que añadirlo al TPV que tengas y conectarlo a Internet y a la línea de corriente.
  • Terminal inalámbrico: Es necesaria una conexión WI-Fi pero, a cambio, ofrece total movilidad por el establecimiento ya que una vez conectado a la red se podrá cobrar con él en cualquier parte del comercio. Hay que cargar las baterías.
  • Terminal móvil: Es un modelo perfecto para las personas que necesitan poder cobrar con tarjeta fuera de su negocio. Es perfecto para autónomos que realizan servicios en los domicilios de los clientes, como fontaneros, electricistas, taxistas, etc. Es necesaria una tarjeta SIM como la de los móviles para conectarse a Internet.
  • Terminal Integrado: Ofrece todas las características de un datáfono tradicional pero añade un sistema de contabilidad y ventas. Es perfecto para PyMes con más de un punto de venta o establecimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.