Cómo funciona el CBD en el cuerpo
General

¿Cómo funciona el CBD en el cuerpo humano?

En los últimos años se ha hablado extensamente sobre el uso medicinal de la planta de cáñamo y sus derivados.

Se trata de un debate con base en estudios científicos, pero que también tiene tintes sociales y religiosos debido al uso recreacional de esta planta. Por eso es importante conocer qué dicen las pruebas y los especialistas sobre el uso del CBD, el principal componente medicinal del cáñamo o cannabis.

El sistema endocannabinoide y el sistema nervioso

Existen más de 100 tipos diferentes de cannabinoides en una planta de cáñamo. Estos son compuestos químicos orgánicos que activan el sistema endocannabinoide, el cual está formado por receptores que se encuentran en todo el sistema nervioso, tanto central como periférico.

El cannabidiol, también llamado CBD, es el componente principal de la mayoría de variedades de plantas de cáñamo. Para conocer más a fondo cómo funciona el CBD echa un vistazo aquí, donde ofrecen una explicación mucho más detallada y con ejemplos.

Toda la información obtenida en los años 90 apunta a que son los neuroreceptores CB1 Y CB2 los elementos a los que se unen otros cannabinoides (como el THC, el elemento psicoactivo de la planta que produce el efecto de “estar burlao”). Esto altera la percepción del sistema nervioso y ralentizar la capacidad de procesar estímulos.

Pero el CBD entra el sistema endocannabinoide y el sistema nervioso por otros receptores, y ese es el motivo por el que se ha vuelto un elemento medicinal.

Uno de estos receptores es el grupo 5-HT, encargado de controlar la serotonina. Al activarse, causan una sensación de bienestar generalizado en el cuerpo.

También están los canales TRP (Transient Receptor Potential), que son un grupo de receptores que funcionan en las células para regular el dolor. Cuando el CBD los activa, la sensación de dolor disminuye, sobre todo en regiones inflamadas de manera crónica como en el caso de varios tipos de cáncer.

sistema endocannabinoide

Además, interactúa con las células al balancear las cargas de sodio y potasio, lo que inhibe a los neurotransmisores GABA de propagar los impulsos eléctricos que causan la epilepsia.

Por ahora, el tratamiento de la epilepsia es el principal uso médico del CBD. Sin embargo, se están llevando a cabo diversos estudios y se crean nuevos centros de investigación de cannabis para conocer más sobre el CBD y sus efectos.

Además de la epilepsia, CBD podría ayudar con otras condiciones médicas

Cabe destacar que al no activar los receptores CB1 y CB2, el riesgo de adicción disminuye drásticamente, esto a pesar de la propagación de serotonina que produce el CBD.

Existe evidencia científica que el uso de CBD puede ayudar a lidiar con la ansiedad y la depresión.

También existe evidencia que el aceite de CBD puede retrasar el avance de enfermedades neurológicas como el alzheimer. También puede usarse para tratar algunos tipos de somnolencia.

De manera in-vitro, se demostró que el CBD puede frenar el esparcimiento de celular cancerígenas en algunos tipos de cáncer, pero especialmente en el cáncer de mamá.

A pesar de estos hallazgos médicos, aún no existe consenso sobre su uso. En algunos casos se debe a que necesitan nuevos estudios para probar la consistencia de los resultados; en otros casos se debe a que se encontraron efectos secundarios que buscan minimizar.

Actualmente, en España hay pacientes de todo tipo de enfermedades que usan cannabis para tratar condiciones como hemofilia tipo A grave y neuralgia del trigémino.

Es probable que compren cualquier tipo de aceite de CBD sin conocer su concentración de este elemento y de THC. Incluso algunos se aventuran a ser cultivadores para no caer en los estigmas sociales que supone usar CBD, incluso a pesar de su eficacia probada y de los prometedores estudios que se llevan a cabo ahora mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.