Centralita del coche
General

Centralita del coche: Todo lo que debes saber

¿Que es la centralita?

La centralita, unidad de control electrónica o ECU como también se le conoce. Es una especie de ordenador central, encargado de regular el funcionamiento del coche. Abarcando, desde sistemas esenciales como  el de combustión, o el cierre y apertura centralizado de puertas; hasta la regulación del aire acondicionado.

Realmente hablamos de centralitas

Centralitas, en plural. Ya que aunque en un principio los automóviles solo contaban con una, (la centralita de motor) con el paso de los años y el desarrollo de la tecnología: No solo han aumentado las funciones a llevar a cabo por la centralita del motor, sino que  otros tipos de centralitas han sido agregadas. Es por eso que actualmente los coches cuentan con al menos 4 tipos de unidades de control:

  • Unidad de control del Airbag: Encargada de ‘disparar’ el airbag  en caso de accidente.
  • De confort: Encargada de regular el funcionamiento de las luces, elevalunas, limpiaparabrisas, cierre y apertura de  puertas y aire acondicionado.
  • De ABS: Controla es el funcionamiento del sistema ABS.
  • De motor: Encargada de controlar la inyección de combustible,  el encendido y apagado del motor de arranque, así como el límite de revoluciones.

Averias centralitas

¿Cuáles son los síntomas de una ECU averiada?

Como se ha acotado anteriormente, la centralitas controlan un vasto abanico de funciones en los automóviles modernos. Por lo que un funcionamiento anormal de cualesquiera de estos sistemas puede tener como origen, la avería de su respectiva unidad de control. A continuación listamos los síntomas más comunes atribuibles a un fallo de unidad de control.

  1. Funcionamiento errático del limpiaparabrisas: Si tu limpiaparabrisas no arranca, o funciona a destiempo, es probable que tengas un problema con tu unidad de confort.
  2. Cierre en falso de las puertas: Si debes apretar dos veces el botón de cerrar del mando; porque a la primera no funciona, puede que estemos ante otro fallo de la unidad de confort.
  3. Pérdida de potencia: Cuando la centralita de motor se avería, uno de sus principaales consecuencias es la pérdida de potencia y aceleración por parte del vehículo.
  4. Problemas de arranque: Si tu coche no arranca, o lo hace y se apaga pasados unos segundos; puede que estemos en presencia de un fallo de la centralita de motor.

Causas más frecuentes de avería

Las unidades centrales pueden fallar debido a diversas causas, se enumeran a continuación las más comunes:

  • Humedad: Tal y como el resto de equipos o piezas electrómicas, la acumulación de  humedad puede deteriorar los circuitos de la misma. Ya sea por su acumulación o secado repentino. Esto último sucede a menudo en verano, cuando debido a las altas temperaturas la humedad dentro de la centralita se evapora y condensa dentro de la pieza. Causando daños irreparables a sus circuitos.
  • Vibraciones: Muchas unidades suelen averiarse debido a una rotura de su placa base, provocada por el exceso de vibraciones a la que la misma está sometida. En este caso, tal y como en el anterior, el daño es irreparable.
  • Sobrecarga de tensión: Sucede cuando un componente parte de la electrónica del coche cortocircuita. Siendo en este caso a diferencia de los anteriores, muy probable la reparación.

¿Qué hacer ante una rotura de centralita?

Por regla general, la recomendación a seguir es la de adquirir una unidad de segunda mano; ya que suelen ser muchísimo más baratas que las nuevas. Puedes elegir comprarla ya programada, o sin programar. En cuyo caso dicha programación corre por tu cuenta.

¿Pero qué es eso de la programación?

Suele llamarse programación al acto de preparar el software de la unidad, para adecuarla al coche al que va dirigida. La forma más común de preparación es el volcado de la información de la centralita averiada – o sea su software – en la centralita nueva. Como alternativa a programar la ECU uno mismo, tenemos la opción de comprar la centralita  ya codificada.

Fijarse en la referencia es fundamental

Por norma general, cada unidad de control lleva 2 referencias en la etiqueta. La del fabricante de la unidad, y la del fabricante del modelo de coche. Cuando se busque una unidad de recambio debemos asegurarnos que por lo menos una de esas referencias sea igual; tanto en la unidad antigua como en la que preveamos comprar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.