Alta tecnología
General

Alta tecnología: Trasladar la calidad de su espacio específico al espacio doméstico

La tecnología, antes recluida para su disfrute en sólo ciertos espacios habilitados, ha encontrado con el tiempo su estandarización. Ahora es posible gozar de una iluminación puntera o de un sonido de alta fidelidad en la comodidad del hogar.

La sofisticación contra la fantasía

Los avances tecnológicos han permitido multitud de soluciones versátiles para la vida moderna. Lejos queda ya la pura tecnología de la supervivencia, de la que ahora se encargan las instituciones de la industria alimentaria y la sanidad. Ahora la tecnología abarca la homogeneización del lujo del confort. La calidad de vida mediante sencillos utensilios que añaden un plus de mejoría a la vida privada.

Muchas viñetas de principios del siglo pasado vaticinaban nuestro tiempo repleto de invenciones fantásticas. Bomberos con alas robóticas para apagar el fuego en las azoteas de los edificios. Coches voladores y policías flotantes controlando el tráfico. Máquinas conectadas al cerebro para transferir contenidos bibliográficos. Una errónea amalgama de productos ilusorios. Sin embargo, la verdad es mucho más sencilla. 

Ese futuro, ya presente, carece de los fetiches de la ciencia ficción. La modernidad se complementa con artículos de uso doméstico que mejoran, de forma actualizada, la calidad de vida de sus usuarios. Un hecho cuya simpleza es proporcional a su esplendidez y del que todos gozamos o podemos hacerlo.

De la oscuridad y el fuego a la bombilla

Iluminar un espacio oscuro con el simple propósito de ver parece algo a lo que no dedicarle demasiada importancia. Siendo la población actual nativa eléctrica, accionar un botón para encender la luz no supone milagro alguno. Y aunque el ritual del fuego todavía persista en ocasiones especiales, Heinrich Göblel y Aleksandr Lodygin, precediendo a Edison, contuvieron el sol en una especie de pera de cristal.

De la oscuridad y el fuego a la bombilla

Las bombillas eléctricas han evolucionado a lo largo del tiempo en distintas y funcionales tipologías, cada vez más complejas y al mismo tiempo fáciles de utilizar. De la bombilla incandescente a la luz de led, su avance ha tenido de objetivo el ahorro de energía y la mejor iluminación posible. En el día de hoy, junto a los coches y teléfonos móviles inteligentes, también se puede hablar de bombillas inteligentes.  

Menos marañas de cables

Contra la sobrecargada estética de antaño, la armonía y el aspecto del espacio moderno exigen minimalismo, ausencia de florituras. Con el fin de exterminar todo lo aparatoso, en el campo electrónico prosigue una dura lucha para acabar con el cable. El futuro es inalámbrico, sencillo, pulcro. Y así como ya existen aspiradoras o auriculares sin cable, la bombilla eléctrica no podía rezagarse.

El mercado ofrece un variado surtido de bombillas innovadoras, como esta selección de bombillas inteligentes wifi con las que reducir el gasto en cableado y mejorar las capacidades de iluminación y uso. Gracias a la interconexión inalámbrica, se puede tener acceso a la luz doméstica mediante ciertos dispositivos electrónicos, como por ejemplo el teléfono móvil. Para que desde cualquier lugar pueda encenderse o apagarse la luz.

El Pantone de las bombillas

Por si fuera poco, las bombillas inteligentes WiFi ofrecen la posibilidad de cambiar el color de su luz. Sin la necesidad de acudir a lugares especiales donde conseguir una luz verde o púrpura, o decidir una temperatura fría o cálida. Gracias a esta tecnología, además del color, se puede ajustar su brillo e intensidad. Así como establecer ajustes predeterminados para recrear cualquier ambiente deseado.

Para mayor comodidad, este tipo de bombillas también permite la creación de un tiempo de encendido y apagado, individual o grupalmente. Además, pueden ser controladas por voz mediante Alexa o Google Home y permiten una opción como alarma de despertador. A fin de hacer del transcurso de la vida doméstica un factor amplísimamente sofisticado y confortable.

Sonido de alta fidelidad en casa

Otra aplicación firmemente estandarizada de la tecnología del hogar halla su lugar en el entretenimiento. La música y el cine son las actividades de ocio más comunes. No obstante, en el pasado su calidad se veía confinada en espacios para tales fines, como salas de cine o discotecas. Donde especialmente el sonido posee unos atributos de altísima fidelidad.

Dado el estrés del día a día, la planificación y disponibilidad para acudir al cine o a un concierto se imposibilitan terriblemente. Es por ese motivo que la industria del sonido ha intentado crear aparatos aptos y de calidad para el hogar. Para ahorrar complicaciones e incomodidades y gozar del mejor sonido en casa.

Las barras de sonido

Muchas personas invierten en un gran equipo de sonido doméstico. Con altavoces perfectamente distribuidos a fin de obtener un sonorización envolvente e impoluta. No obstante, para quienes miran su economía, hay una solución más fácil y competente como estas barras de sonido para tu televisión. Un altavoz alargado, compacto y delgado que se sitúa bajo el televisor para mejorar su sonido.

Es posible que haya dudas o discernimientos respecto a las aptitudes envolventes de la barra de sonido frente a un equipo completo. Pero estos dispositivos son capaces de crear dicha ilusión gracias a su composición. Esto es debido a la emisión de audio en múltiples canales: frontal derecho e izquierdo, central y otros. Para que hacerse con una barra de sonido no signifique reducir en su calidad.

El ecosistema del sonido

El diseño de las barras de sonido está pensado para ser emplazadas en la base, es decir, de bajo de la fuente de sonido. Su aplicabilidad, no obstante, puede trascender la pantalla, dependiendo de las necesidades del usuario. Algunas barras de sonido sólo disponen de conexión para televisor, mientras que otras funcionan simplemente con un enchufe.

Sea cuál sea el ecosistema donde ubicar la barra, es preciso indagar en las especificaciones de cada sistema y marca. A fin de explotar al máximo sus capacidades y conseguir un sonido perfecto y de calidad en casa. Con un diseño desapercibido y acorde con cualquier estilo estético doméstico. Para que escuchar música o disfrutar de una película en casa sea algo de lo que enorgullecerse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.