Los beneficios de la ingesta de leche en niños
General

Los beneficios de la ingesta de leche en niños

El cuerpo humano está frecuentemente reemplazando o eliminando ciertas cantidades de calcio, y siendo este muy importante para los huesos, se hace esencial un consumo apropiado, y una de las mejores maneras para aportarlo es a través de la leche.

La correcta alimentación ofrece al organismo la energía necesaria y a conservar la salud por mayor tiempo. Uno de los productos esenciales que brinda al cuerpo grandes beneficios es la leche. En especial la Leche para niños es primordial, porque durante la infancia los requerimientos de calcio son más elevados, para garantizar el fortalecimiento de los huesos.

Cuando el organismo elimina mayor cantidad de calcio del que puede sustituir, se corre el riesgo de debilitar los huesos y dientes, y causar fracturas.  Los alimentos ricos en calcio permiten acumular este vital elemento. La leche y sus derivados también ofrecen otros componentes fundamentales para el crecimiento de los niños y el desarrollo de los huesos, como lo son el magnesio y el fósforo.

Las edades para tomar leche

Se recomienda que se ingiera antes de los 17 años cantidades considerables de calcio para llegar a tener huesos fuertes. Además de la leche, el queso o el yogur, también verduras como el brócoli o la col son ricas en calcio. Pero la leche representa una de las formas más eficaces y prácticas de aportar los nutrientes, por las muchas preparaciones que se consiguen realizar con esta.

Beneficios de la toma de leche para los infantes

Los niños menores de un año solo deben tomar fórmulas fortificadas o la leche materna, pero luego de los 12 meses se recomienda el consumo constante de leche entera, siendo entre el año y los dos años, la grasa de este producto, fundamental para el crecimiento y desarrollo del organismo de los menores. Luego de los 24 meses, además de la leche, los infantes deben tener una dieta más completa con otros alimentos como legumbres, cereales, pescados y carnes.

¿Cómo incorporar la leche en la alimentación?

Lo ideal que es los niños tomen tres porciones de leche diarias de unos 200 mililitros cada una. Siempre se puede recurrir al clásico vaso de leche con alguna galleta tanto para el desayuno, como durante la merienda o la cena. En la noche un poco de leche tibia ayuda a conciliar el sueño de forma más rápida, ayudando a la relajación.

Durante el día la leche representa la contribución de nutrientes balanceados para ayudar al crecimiento y a preservar la salud, tanto durante la niñez, como en la edad adulta. Algunas empresas ofrecen versiones achocolatadas o con sabores como fresa para variar la dieta y conquistar el paladar de los niños, aportando el sustento de forma divertida.

También se pueden agregar yogures bajos en azúcares, y quesos bajos en grasas y pasteurizados como los quesos frescos o semicurados. Para completar la alimentación se deben agregar las dosis diarias de vitamina D, calcio, fósforo, entre otros, a través de hortalizas, zumos de naranjas, legumbres, verduras, frutos secos, pescado y carne.

Hoy en día, algunas familias exigen algunas dietas más específicas y para ellos los fabricantes producen leche de calidad con cualidades como deslactosada, desnatada o semidesnatada y batidos achocolatados con menos azúcar. Lo importante es garantizar una equilibrada y saludable alimentación para el correcto desarrollo.

Beneficios de la toma de leche para los infantes

Es una importante fuente de nutrientes y vitaminas, ayudando no solo a los huesos, sino además a la sanación de heridas, coagulación de la sangre, regulación de la presión arterial, en la contracción y reparación de los músculos, desarrollo celular, buena visión, fortalecimiento del sistema inmune y función nerviosa.

Con la leche se pueden impedir las enfermedades bucales. Además del aseo dental correcto, este alimento con la caseína que contiene, disminuye la fijación de bacterias que provocan las caries.

La leche es una fuente apropiada para la hidratación, al estar compuesta en gran medida por agua, mantiene un equilibrio de los electrolitos y permite el enfriamiento del cuerpo. A largo plazo, la leche disminuye los peligros de sufrir de osteoporosis, ya que con esta se gana masa ósea en el proceso de crecimiento.

La leche, junto a otros productos lácteos, forman un grupo alimenticio equilibrado y completo, con elevada cuantía biológica. Aunque no son las únicas fuentes de calcio, representan los alimentos más balanceados y con mayor aporte de nutrientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.