Aprender inglés fácil y divertido
General

5 consejos para que aprender inglés sea fácil y divertido

Aunque al principio pueda parecer amenazante, aprender inglés no necesariamente debe ser difícil ni aburrido. Por el contrario, hay muchas maneras sencillas y entretenidas de incorporar el idioma.

El inglés es uno de los idiomas más hablados alrededor del mundo. Incluso a la hora de viajar puede sacarnos de un apuro, ya que siempre encontraremos alguien que lo hable, donde sea que estemos.

Aprende inglés de forma divertida

Por eso mismo, aprender puede llegar a ser muy fácil, siempre encontrarás material para practicar y gente con quien hacerlo. Si te gustaría aprenderlo, pero todavía no has tenido la oportunidad, te ofrecemos una serie de consejos para comenzar, y que te sea divertido, además de fácil. Verás que te tomará menos tiempo del que crees.

Establece una rutina

Todos necesitamos regirnos por una rutina, especialmente cuando queremos aprender algo nuevo. Hacerlo, llevará de cierto tiempo y será importante que podamos organizarnos.

Tendrás que pensar en los momentos del día que tienes libres o que son más cómodos para ti, tanto por la mañana como por la tarde o la noche, y elegir. Recuerda que tendrá que ser un momento en el que puedas concentrarte.

Empieza por lo básico

Lo primero con lo que puedes empezar son algunas de las palabras más usadas en la lengua inglesa, junto con los verbos. Éstos a veces pueden ser complicados, pero te será más fácil si practicas con oraciones básicas, y sigues algunos ejemplos.

Busca imágenes, vídeos, lo que te sea útil para practicar y recordar la pronunciación y la creación de las oraciones. Puedes establecer un objetivo para cada día; tres oraciones específicas durante una jornada, por ejemplo. Si quieres ser riguroso, puedes fijar reglas, como no parar la lección hasta que hayas practicado todas las oraciones, determinada cantidad de veces.

Rodéate del idioma

Una de las maneras más fáciles de aprender idiomas rápido, es escucharlo y practicarlo constantemente. Si no tienes cerca gente que pueda hablar todo el tiempo en inglés, siempre puedes acudir a vídeos, series de televisión y películas, o incluso música. Aunque no lo creas, esto puede ser de gran ayuda a la hora de interiorizar los sonidos, la pronunciación y los significados de las frases.

Cuando te sientas más seguro, puedes empezar a ver algunas series o películas sin subtítulos. Esto será un buen ejercicio, ya que requerirá que tu cerebro se esfuerce más en entender, se acostumbrará a trabajar más rápido y pronto llegarás a pensar en inglés.

De la misma manera, una buena opción también es leer libros en inglés. Puedes empezar con cuentos, relatos o historias fáciles, antes que lanzarte a leer un libro complejo. Siempre sirve anotar las palabras en una hoja o cuaderno con su significado, para ir montando tu propio diccionario como ejercitación. El gran clásico “Alicia en el país de las Maravillas” puede ser muy útil para comenzar.

Asiste a una academia

Lo cierto es que la manera más rápida de aprender inglés es asistiendo a clases para tener una ayuda. De esta manera, podrás sacarte las dudas que surjan y hablar en inglés con un profesor y con tus compañeros.

Muchas veces, los profesores de inglés establecen la regla de hablar únicamente en el idioma mientras se realizan las clases. Esto resulta realmente útil para que la práctica sea intensiva y dinámica.

Si tienes poco tiempo libre, siempre puedes averiguar por los horarios de clase y consultar para ir cuando más te convenga. Una academia tendrá en cuenta las posibilidades de sus alumnos.

Concéntrate en tus objetivos

No hace falta que desde el primer momento fijes una meta ambiciosa. Lo que más te ayudará será establecer un objetivo alcanzable, y así, cada vez que lo superes, puedes ir reemplazandolo por uno nuevo y darte a ti mismo alguna recompensa. Puedes escribir pequeños ensayos al final del mes para hacer una prueba y ver cuánto has evolucionado.

Aunque al principio pueda parecer difícil cumplir ciertos objetivos o haya algún momento de frustración, no te desanimes, lo cierto es que todo el tiempo se está aprendiendo, aún cuando ya tienes una base. Antes de darte cuenta, estarás haciendo grandes cambios en tu manera de hablar el idioma, y verás queel trabajo duro habrá valido la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.