El agua puede causar daños irreparables
General

El agua puede causar daños irreparables

Está comprobado que el agua es la primera causa de los daños que sufre una edificación con el paso del tiempo. Todos los materiales de construcción, aún cuando sean de la mejor calidad, tienen un ciclo de vida bastante corto, y cuando son sometidos a las inclemencias de la humedad por períodos muy largos, su vida útil se reduce drásticamente.

Es por esta razón, que se deben someter los techos de los edificios a un servicio de impermeabilización cada cierto tiempo, para de esta forma, evitar filtraciones en la propiedad, que pueden llegar a causar daños irreparables en las infraestructuras.

Impermeabilizar para evitar graves perjuicios

Es de suma importancia tener conciencia de los daños, tanto físicos como económicos, que puede llegar a causar un techo de edificio que se encuentra en mal estado, y es por eso, que todas las cubiertas de las viviendas, oficinas o locales comerciales, siempre necesitan de una renovación de su impermeabilización, después de cierto tiempo.

Impermeabilizar para evitar graves perjuicios

Teniendo en consideración lo anterior, hoy día los especialistas en construcción, cada vez más frecuentemente, recomiendan el uso de la pintura de poliuretano para impermeabilizaciones, ya que tiene una serie de características que la convierten en el material óptimo para llevar a cabo la rehabilitación de cualquier tipo de edificio.

Características de la pintura de poliuretano

La pintura de poliuretano ofrece una flexibilidad muy grande y tiene una mayor capacidad de absorción de los impactos. De igual forma, es muy resistente al desgaste producto del agua y a los compuestos químicos habituales de limpieza. Asimismo, se aplica fácilmente y tiene una vida útil considerable.

Con la pintura de poliuretano se logran acabados brillantes y mates. También permite conseguir superficies antiestáticas, a las que no se le adhieren las manchas y son muy fáciles de limpiar. Aparte, se adapta a todo tipo de acabado, todo depende de lo que se quiera, esto se consigue a través del espesor y el número de capas.

Este tipo de pintura es perfecta, porque es transitable, es decir no se altera con el paso peatonal. Sin embargo, hay que tener muy en cuenta el grosor que tenga la lámina.

Es de suma importancia destacar que este producto también es muy resistente al agua que queda estancada, por lo cual puede ser aplicada en los depósitos y pozos, siempre que se tenga, en estos casos, más cuidado en su aplicación.

Impermeabilizar un edificio en rehabilitación

Muchos saben cuáles son las ventajas de la impermeabilización de cubiertas, pero son muy pocas las personas que pueden decir que conocen en detalle cuál es el procedimiento que se debe llevar a cabo.

Son muchas las técnicas usadas para impermeabilizar una cubierta, y ello depende del material y de las condiciones en que se encuentra, por lo que siempre es mejor ponerse en contacto con un especialista desde que se toma la decisión de llevar a cabo el trabajo.

Aprovechar las obras de rehabilitación de fachadas o renovación en interiores para colocar el manto impermeabilizador en el techo, es la mejor decisión. Las obras no interferirán unas con las otras, de modo que pueden ejecutarse de forma simultánea.

Tarea para ser ejecutada por un profesional

Si todo queda en manos de un especialista, el acabado será mejor, tendrá mayor calidad y podrá durar toda una vida. Los productos que se utilizan para impermeabilizar son muy delicados y hay que saberlos trabajar, porque de lo contrario todo puede resultar en un total desastre.

Los profesionales saben que si se realiza un trabajo con membranas líquidas, la aplicación se debe hacer como si se estuviera pintando una pared, ya que cuando se seque, se tendrá una lámina espesa. Y cuantas más capas de poliuretano se apliquen, más grueso será el impermeabilizado.

Esta alternativa es muy parecida al clorocaucho, aunque tiene mayor calidad, debido a que la base es de poliuretano. Por esta razón, es mucho más espeso y tiene mayor elasticidad, lo que permite que su capacidad de impermeabilización sea mayor.

Aunque puede parecer una tarea fácil, es algo que tiene su ciencia y su secreto. Si se quiere que los resultados sean los óptimos, es altamente recomendable que se contacte con un profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.