Adicción enfermedad crónica
General

¿Sabías que la adicción es una enfermedad crónica?

Existen sustancias que por los efectos que causan en el organismo, provocan la necesidad de seguir siendo consumidas. Por eso, se le llama adicción a la dependencia de estas sustancias, las cuales son nocivas, debido a que afectan a la conducta y a la salud del individuo. Las consecuencias no las sufre solamente el adicto, sino que lo hace toda la familia, de forma que todo el entorno se ve afectado.

La adicción está considerada como una enfermedad y como tal debe ser tratada. Se califica de crónica porque el paciente nunca deja su condición de adicto, aunque esté sobrio, debido a que es susceptible a tener recaídas y debe cuidarse ante ellas para el resto de su vida.

¿Es posible la recuperación de un adicto?

Rotundamente sí, existen tratamientos con probada eficacia, por ejemplo, el practicado en un centro de desintoxicación en Coruña, que logra tener éxito en el 85% de sus casos.

El tratamiento que llevan a cabo aquí consta de 3 pasos:

  • Desintoxicación. En el cual se retira la sustancia del organismo, con ayuda de fármacos y eliminando el consumo bajo supervisión médica. Un equipo multidisciplinario lleva a cabo este procedimiento para que transcurra sin tropiezos y de manera efectiva. Los fármacos ayudan a evitar el síndrome de abstinencia.

Se sustituyen los hábitos dañinos por unos más saludables. Hay que recordar que el consumo de sustancias tiene todo un entorno social, en el que hay amigos, actividades y otros hechos que están ligados al consumo. En este proceso es muy importante el compromiso del paciente y las terapias psicológicas que se impartan.

  • Rehabilitación. Esta etapa se trata de la recuperación de las habilidades sociales del paciente, para que pueda reinsertarse en la sociedad de manera exitosa. Esto se logra con terapias cognitivo-conductuales.
  • Reinserción. Se trata de la vuelta a la normalidad, bajo supervisión de los terapeutas, pero con herramientas y habilidades que ayuden al proceso. Esta etapa debe ser vigilada de cerca, ya que aún puede haber mucha vulnerabilidad por parte del paciente.

¿Cómo debe ser un centro de tratamiento de adicciones?

Un centro de adicciones debe ser un sitio donde se aborde la adicción con un enfoque multidisciplinario, cuyo objetivo debe ser la reinserción del paciente en la sociedad, para vivir una vida plena y libre.

En el Instituto Castelao Coruña cuentan con un equipo de profesionales que aplican terapias grupales, individuales, familiares y de pareja, para lograr la recuperación del paciente, todo con un enfoque integral.

Para que los tratamientos tengan éxito es importante que transcurran en un entorno tranquilo, donde el paciente pueda sumergirse en el proceso de recuperación. Las instalaciones de este centro de rehabilitación están adaptadas a las actividades que se imparten, las cuales están diseñadas para tener un efecto positivo en las conductas de los pacientes.

Otro aspecto con el que deben cumplir los centros de rehabilitación y desintoxicación es con los registros en los organismos competentes. Por ejemplo, el Instituto Castelao Coruña está autorizado e inscrito en el Registro de Centros, Servicios y Establecimientos Sanitarios de la Consejería de Sanidad.

¿Un adicto recuperado puede ayudar a otro?

Con el tratamiento adecuado, por supuesto que sí. Existe algo llamado efecto espejo, en el cual, dos personas que han pasado por una misma situación difícil, se identifican y logran un nivel de empatía muy alto. En el caso de los tratamientos para las adicciones, los terapeutas que son adictos recuperados, tienen una mejor visión del problema y logran conectar muy bien con los pacientes.

La terapia grupal, impartida por terapeutas adictos recuperados, es la que mejores resultados consigue. En estas dinámicas, los pacientes se sienten acompañados, sostenidos e identificados por las experiencias de los demás. La terapia grupal puede estar acompañada de sesiones individuales, donde el paciente puede expresar aspectos que no quiere tratar en público, y además, con ellas tiene toda la atención del terapeuta para conseguir indicaciones individualizadas.

¿Qué pasa después del tratamiento?

Cuando el paciente logra atravesar todo el proceso y llega a la etapa de la inserción en la sociedad, comienza una etapa en la que debe estar alerta de sus conductas, pensamientos y situaciones que le puedan llevar a una recaída.

La adicción es una enfermedad crónica, lo que significa que nunca se logra una cura definitiva. Las sustancias adictivas tienen efectos en el cerebro que no se revierten y, aunque el paciente puede vivir el resto de su vida sin recaer, es necesario estar alerta de los indicios.

Incluso, hay medicamentos que los adictos deben tomar con precaución, o no tomar, dependiendo de la adicción que hayan sufrido. Es conveniente, que las personas que hayan pasado por una adicción, hagan terapia psicológica de manera permanente, para obtener herramientas para la vida diaria y así lograr una vida llena de salud y bienestar.

Consejos y recomendaciones

  • No se debe banalizar al adicto ni a su adicción. El adicto es un enfermo, no controla su consumo, no puede salir de ella solo y muchas veces tampoco puede conseguir ayuda por sí mismo. Es cuando la familia o los amigos deben intervenir.
  • El apoyo de la familia es fundamental, es necesario involucrar al entorno del adicto con las terapias, no solamente para que lo apoyen, sino para curar las heridas que muchas veces surgen producto de una adicción.
  • La lectura grupal de escritos es una dinámica que consigue excelentes resultados. En ella, los pacientes llevan un diario de actividades, pensamientos y sentimientos, que ayudan a identificar aspectos que se deben curar.
  • La educación formal es una herramienta muy importante para la reinserción en la sociedad. Se recomienda que el paciente retome o inicie sus estudios, esto muchas veces representa un entorno nuevo, con personas nuevas que pueden contribuir a la normalidad del paciente.
  • Las actividades deportivas, recreativas y artísticas, también ayudan mucho, contribuyen con la autoestima y ocupan la mente del paciente. Es importante que el adicto se involucre en actividades que le interesen y representen placer para él.

Los tratamientos para la adicción de este centro funcionan, es posible reinsertar a un adicto en la sociedad, con una vida sana y libre de sustancias dañinas para él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *