gestion de domiciliaciones
Economía

Simplifica la gestión de cobros de tu empresa

El éxito y la supervivencia de una empresa dependen de múltiples factores, pero uno de los más importantes es la gestión de cobros. Sin clientes, no hay negocio, pero sin ingresos, menos. Por eso es importante concentrar esfuerzos en la mejora del sistema de cobros. Una estrategia eficaz, garantizará una entrada estable de capital y permitirá hacer frente a todos los gastos con tranquilidad y garantías.

¿Por qué es importante poner énfasis en la política de gestión de cobros? En primer lugar, porque de ella dependen los ingresos para pagar todas las nóminas y facturas; en segundo lugar, porque son indispensables para financiar compras y, en tercer lugar, porque constituyen el elemento clave para acabar obteniendo beneficios económicos.

Pero los cobros no siempre son fáciles. Las demoras, las ventas a crédito y los pagos a meses vista están dificultando la labor. La morosidad es otro problema añadido, que pone en serio riesgo la estabilidad económica de las empresas.

¿Cómo gestionar los cobros de manera eficaz?, ¿qué pasos hay que dar para conseguir ingresar en tiempo y forma todo el capital pendiente de abono? Existen diversos mecanismos, que pasan desde el uso de aplicaciones bancarias, hasta el análisis de clientes y el cálculo de costes.

Gestión de domiciliaciones: APPúntame de ABANCA

Una forma de garantizar el cobro de los servicios prestados es la domiciliación de recibos. A través de este sistema, el cliente no interviene directamente en los pagos, sino que es la propia empresa o entidad la que se encarga del cobro de cuotas mensuales a través de una cuenta bancaria.

En la actualidad, este sistema de cobro se puede gestionar muy fácilmente gracias a internet. Un ejemplo es el servicio APPúntame, que permite simplificar mecanismos y programar un cobro automatizado de cuotas. Con esta aplicación, los pagos periódicos se simplifican; el cliente solo ha de preocuparse de tener saldo en la cuenta y la empresa obtiene un cobro fijo periódico.

Simplifica la gestión de cobros de tu empresa

La gestión de cobros de ABANCA se aplica de manera muy sencilla. Además, los clientes pueden subscribirse al sistema por sí mismos mediante mail, web o whatsapp, lo que permite un ahorro de tiempo y esfuerzos. Con APPúntame, los negocios que emiten remesas de recibos pueden ya olvidarse de las operaciones manuales, porque todo se realiza de forma programada. Además, las empresas pueden consultar en cualquier momento el historial de pagos de sus clientes.

La aplicación de cobro automatizado de ABANCA ha sido diseñada pensando en colegios, gimnasios, academias y cualquier tipo de actividad que efectúe un cobro de cuotas de manera periódica. Incluso las asociaciones y los gestores de comunidades de vecinos pueden beneficiarse de esta herramienta online. Para disfrutar de APPúntame tan solo es necesario hacerse cliente de la entidad y activar la aplicación. Durante los 3 primeros meses, el servicio es gratuito.

Estudio de los clientes

Una gestión adecuada de los cobros pasa también por el conocimiento de la cartera de clientes. Cuando las cuotas no son elevadas, como puede ocurrir en los gimnasios o las asociaciones, este aspecto no reviste demasiada importancia, pero cuando hablamos de cantidades relevantes, la información adquiere un peso mayor.

Por ejemplo, antes de cerrar tratos de envergadura con algún cliente, convendría revisar con detenimiento su historial de pagos, el volumen de compras realizadas y si ofrece o no garantías para afrontar nuevos gastos. A nadie le gusta quedarse con impagos, así que, cuantas más referencias se tengan, mejor.

Cuantificación de riesgos

Otro elemento indispensable a la hora de gestionar cobros es cuantificar los riesgos derivados de posibles impagos. ¿Qué supondría dejar de percibir las cantidades adeudadas?, ¿durante cuánto tiempo sería posible asumir la situación?… estos interrogantes son importantes porque las demoras y la morosidad acarrean graves consecuencias. En las empresas grandes, algún que otro impago perjudicará a la tesorería, pero la actividad no se detendrá. Sin embargo, para un negocio pequeño, la morosidad puede poner en serios aprietos al propietario.

Argumentos de persuasión

Las grandes compañías suelen derivar en servicios subcontratados la gestión de los cobros complicados. También hay empresas que contratan profesionales para dedicarse en exclusiva a esta labor, pero si hablamos de un negocio pequeño, serán el propio responsable o el comercial los que asumirán la tarea. En estos casos, conviene aplicar argumentos persuasivos, como hablar de las consecuencias legales de no abonar las cuotas o plantear una cuestión de imagen. En el mundo de los negocios, las noticias vuelan, y una empresa con pagos pendientes siempre va a perder credibilidad.

Otro argumento de peso en la gestión de cobros es fijar penalizaciones en caso de retrasos. De la misma manera, resulta efectivo incentivar al cliente con descuentos por pronto pago. En caso de impagos continuados, el empresario deberá contar también con un plan alternativo que garantice el cobro, aunque sea a largo plazo. Algunas medidas de urgencia podrían ser disminuir las cuotas alargando plazos  o estudiar algún tipo de contrapartida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.