La importancia de escribir bien
General

¿Por qué es importante saber escribir bien?

Escribir bien es un requisito fundamental para obtener buenos resultados de comunicación y comprensión en los ámbitos académicos, profesionales y sociales. Redactar la información de la manera más precisa y correcta posible, fomenta una interpretación acertada de los textos escritos.

La acción de escribir requiere de unos conocimientos previos en referencia a normativas gramaticales, ortográficas y semánticas, del idioma en el que se ha de redactar. Conocer bien las pautas básicas de un lenguaje, resulta fundamental para poder conseguir una comunicación fluida y entendible. En los ámbitos académicos, profesionales y sociales, la capacidad de escribir bien es un requisito indispensable para poder garantizar una correcta transmisión de la información e instrucciones, y por ende, asegurar unos resultados óptimos en el desarrollo de las diferentes actividades.

Los distintos caracteres

En primer lugar, se han de conocer bien los signos de puntuacion y sus distintos usos. Algunos de los caracteres más utilizados son: el punto (.), la coma (,), los dos puntos (:) y los signos de exclamación e interrogación (¡! ¿?). El uso correcto de cada uno de estos signos es fundamental para facilitar una comunicación precisa y entendible.

Por qué es importante saber escribir bien

La coma es uno de los signos más importantes dentro de la estructura de las diferentes frases y oraciones. Este carácter marca la diferencia entre las ideas principales de las que no lo son tanto, o secundarias. Además, facilita la comprensión de la información a transmitir, evitando la libre interpretación de los contenidos. Las ambigüedades pueden generar mucha confusión y desconcierto.

Existen caracteres auxiliares que sirven para identificar diferentes tipos de unidades de medida. Por ejemplo, en español se utiliza el signo de pulgada ( ¨ ) para señalar la distancia longitudinal de los distintos tipos de pantallas. A nivel internacional está aceptado este tipo de indicador, pero en la mayoría de los casos, es necesario convertir el valor de las pulgadas a centímetros para poder comprender el tamaño real de los diferentes dispositivos. En la web https://www.pulgadasacm.net/ se puede disponer de un conversor en referencia a estos valores de medición; valga saber que una pulgada equivale realmente a 2,54 cm.

Los estilos de escritura

Conocer la complejidad de los idiomas, y la singularidad de sus dialectos, es un valor añadido a la hora de redactar contenidos. Esto es precisamente lo que ocurre con las distintas traducciones al inglés.

Es importante recordar que el inglés británico y el americano, a pesar de ser un mismo idioma, se redactan teniendo en cuenta distintos aspectos lingüísticos. Por ejemplo, si la traducción de un documento tiene como destinatarios a los residentes del Reino Unido, el estilo de redacción debe ser acorde a una pautas ortográficas, gramaticales y semánticas en concreto, más cercanas al inglés primitivo, todo lo contrario que en el caso de un público americano. Los traductores de inglés profesionales son capaces de circunscribir el estilo de escritura a cada colectivo en particular.

Los exámenes escritos

El ámbito académico es uno de los más exigentes en referencia a la calidad y estilo de la escritura. La nota de los exámenes no se limita únicamente a una correcta resolución de problemas matemáticos o a una demostración de conocimientos en materias de historia o geografía. Saber redactar un contenido, bien estructurado y sin ningún tipo de ambigüedades, es fundamental para obtener unos buenos resultados en las calificaciones.

Comohow.net es una plataforma digital que tiene por objetivo, ayudar a los estudiantes a superar los diferentes tipos de asignaturas, e incluso ayudar a encontrar los métodos de estudio más eficientes para conseguir mejorar las puntuaciones finales. En su página web, bajo el apartado “carreras y educación”, se puede encontrar este tipo de asesoramiento.

La comunicación exige la transmisión de información de manera clara, sencilla y entendible. Cuando estas situaciones se dan, la comprensión entre distintos interlocutores es máxima, lo cual garantiza un perfecto desarrollo de las actividades. Sin embargo, cuando por culpa de una mala redacción, surgen ambigüedades y libres interpretaciones, se obstaculiza y bloquea cualquier tipo de tarea a desempeñar.

Aprender a escribir bien es un requisito fundamental para todo ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.